La oenegé Dignidad crea un albergue ante la falta de plazas para indigentes

«Están montando 50 camas provenientes de la antigua clínica Toscano», explica su responsable, Suso Aguayo

.

vigo / la voz

Los dos albergues para personas sin techo de Vigo no son suficientes para acoger a los indigentes que carecen de una cama donde dormir. Las 38 plazas del municipal y las 32 de los Hermanos Misioneros de los Enfermos Pobres resultan escasas en invierno. Ante esta evidencia, la ONG Dignidad ha decidido crear un albergue propio en O Calvario.

«En las noches frías de diciembre, cuando salimos a dar café caliente a personas sin hogar que están durmiendo en cajeros automáticos, se nos ocurrió crear el albergue Dignidad, y ya está funcionando». Suso Aguayo es el responsable en Vigo de la ONG Dignidad, que cuenta con dos tiendas solidarias y una nave destinada a formación ocupacional de personas sin ingresos.

La nueva dotación cuenta con un local alquilado de 400 metros cuadrados en la calle Toledo, que poco a poco van amueblando y dotando como pueden. «Antes de ponerlo en marcha nos asesoramos con los dos albergues existentes, que nos explicaron como funcionan y nos informaron convenientemente, lo que agradecemos».

Con este aval tienen claro que un albergue debe tener normas y las han puesto en práctica desde un principio. «A la gente que viene aquí la registramos y se lo notificamos a la policía. También reclamamos orden para no molestar a los vecinos y que no ocupen las escaleras exteriores. Gracias a ello contamos con el respaldo de los residentes en la zona».

Aunque están en los comienzos, tiene vocación de funcionar como albergue permanente, no solo durante los meses duros de invierno. «En estos momentos, a los usuarios les damos de cenar y desayunar y los martes y sábados pueden ducharse. Estos días vamos a instalar un calderín de 150 litros que permitirá una mayor comodidad».

Aunque montado en base a donaciones, tienen una cocina («un electrodoméstico que hemos sacado de un piso») y poco a poco se van dotando de muebles. «Ahora mismo acabamos de recibir una donación de 50 camas, procedentes de la antigua clínica Toscano, que se suman a las que teníamos. Por tanto, los usuarios pueden dormir con comodidad ya que hay sitio de sobra».

Y no solo reciben muebles. «El centro Reto nos envía todas las semanas 600 kilos de bollería y el Banco de Alimentos también se porta muy bien, posiblemente porque me conocen desde hace años», asegura Aguayo, fundador en su día de Vida Digna. No obstante, cree que la clave para mantener el albergue es el apoyo de la gente implicada y la existencia de unos 50 voluntarios que colaboran para que pueda funcionar el nuevo servicio.

«Limpian los baños, friegan el local, traen muebles, aparecen con comida o con una olla de caldo de vez en cuando. Y en el barrio llevamos cinco años dando testimonio, por lo que nos consideran una ONG de notorio arraigo», presume Aguayo.

Concentración de protesta delante de los pisos municipales de Rosalía que tiene en venta el Concello

El foro Os Ninguéns y la Red Solidaria Popular han convocado para las siete y media de la tarde del lunes una protesta ante los números 12 y 14 de la calle República Argentina (ámbito urbanístico de Rosalía de Castro) por la venta de los 15 pisos municipales. El Concello era titular de 40 en ambos portales, pero el gobierno local decidió venderlos, lo que ha conseguido con 25 de ellos en los últimos dos años.

Ambas asociaciones reclaman que se paralice este proceso, aunque las posibilidades son escasas ya que hoy la Gerencia de Urbanismo aprobará el sistema de subasta y los precios. «Deberían dedicarse a personas desempleadas que no cubren sus necesidades básicas y están endeudadas por no poder pagar el alquiler mensual, en algún caso con fecha de lanzamiento para abril. También deberían tener prioridad mujeres con hijos».

Estiman que las instituciones públicas deben poner en marcha un régimen de viviendas en alquiler social comprando pisos vacíos repartidos por la ciudad.

Respaldo de la Marea

La Marea tiene previsto votar en contra de la venta, «xa que a situación económica do Concello non o precisa», y podría contar con el apoyo del PP. Además, este grupo político planteará al pleno la creación de un parque de vivienda municipal como el que existe en otros ayuntamientos «para atender a persoas en risco de desafiuzamento ou sen recursos para acceder a unha vivenda digna». Además de pisos municipales, se nutriría con otros que cederían (en uso o bien la titularidad) por parte de entidades bancarias y la Sareb.

Votación
2 votos
Comentarios