Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

Caballero considera detestables las declaraciones del alcalde de Oporto

 «Esta es mi ciudad y no se lo vamos a tolerar», apunta el regidor

Vigo, 18 de febrero de 2016. Actualizado a las 19:44 h. 24

Ampliar imagen

0
0
0
0

El cruce de acusaciones por el nuevo vuelo de la TAP de Lisboa a Vigo sube de tono. El alcalde de Vigo, Abel Caballero, respondió esta mañana a las declaraciones del alcalde de Oporto, Rui Moreira, que calificó como un «insulto para Vigo». El regidor olívico aseguró que las palabras de Moreira «son intelerables, impropias de un alcalde de una ciudad que consideramos amiga», al tiempo que exigía que «rectifique sus palabras».

Moreira realizó ayer duras declaraciones en la revista lusa Visão tildando de miserable a Peinador por la nueva ruta, en la que TAP ofrece también hotel gratis en caso de vuelos intercontinentales. Además, según recoge EFE, el regidor luso continuó con sus críticas durante la reunión que tuvo con el primer ministro luso ayer. Desde Oporto aseguró que «esta decisión es dramática no solo para nuestro aeropuerto, sino para la economía del norte». La región de Turismo del Norte de Portugal estima que en 2015 más de tres millones de extranjeros durmieron en la zona, muchos de ellos gallegos.

Moreira, quien ha repetido muchas veces que los numerosos pasajeros gallegos que escogen Sá Carneiro ayudan a crecer la economía local, afirmó ayer muy irritado «la decisión de la conexión de la TAP entre Vigo y Lisboa ha sido el secreto mejor guardado de la compañía». Para el alcalde portuense «lo único que pretenden es dejar de lado nuestro aeropuerto, a favor del de Lisboa, en lo que se refiere a los pasajeros gallegos». Continúa: «Muchos de ellos escogerán Portela, y no Sá Carneiro, como hasta ahora, en sus vuelos intercontinentales». Añade «me temo lo peor» porque «el número de visitantes, de pernoctaciones en la ciudad y de tráfico internacional en el aeropuerto se resentirá muchísimo». Muy crítico fue también el concejal del Partido Socialista, Manuel Pizarro, quién declaró «el próximo puente aéreo entre Lisboa y Vigo no tiene otro objetivo que retirar pasajeros de Sá Carneiro».

Abel Caballero dijo que respeta «a los alcaldes que defienden su ciudad» pero que «detesto a los que insultan». «Esta es mi ciudad y no se lo vamos a tolerar», espetó Caballero al tiempo que aseguraba que Vigo no se iba «a sentar en el Eixo Atlántico de nuevo hasta que pida perdón».

Publicidad

Comentarios 20