El Liceo de Bouzas es el único club que llena las plazas de amarre

La ocupación en el resto de los muelles vigueses oscila entre el 60 y el 85 %


Vigo / La Voz

Por primera vez desde que se inició la crisis en el 2008, el Liceo de Bouzas ha logrado llenar las plazas de atraque. El resto de marinas tienen entre el 60 y el 85 % de ocupación.

     De las 300 plazas del Liceo de Bouzas, en torno al 30 % se han adquirido en régimen de alquiler, mientras que el resto son compradas. Otro indicador que refleja un cambio de tendencia es que la sociedad ha vendido las dos primeras plazas desde el 2012. 

El presidente del Liceo, José María Martínez Bosch, lo interpreta como una leve recuperación. Tampoco son ajenos los cambios acometidos por la entidad. Desde hace cuatro meses un socio puede vender la plaza de atraque sin necesidad de darle un porcentaje de casi la mitad del coste a la sociedad, como ocurría hasta entonces, lo que ha contribuido a liberalizar el mercado. En la actualidad lo único que requiere la operación es ser socio y en caso de que no lo sea el comprador, se le hace, que en realidad es de lo que se trata, de ganar socios, según la directiva. 

Una plaza de diez metros puede costar sobre 18.000 euros y supone una concesión por veinte años. Para facilitar la adquisición, la sociedad da todo tipo de facilidades. La misma plaza arrendada puede costar 200 euros al mes.   

«El precio del alquiler varía un poco en función de las necesidades del Liceo. Lógicamente si está lleno y se ponen en lista de espera puede resultar más caro y llegar hasta los 300 euros», apunta el presidente, quien recomienda comprar por las ventajas que ofrece. 

Más lenta es la recuperación de los precios de las embarcaciones. «Antes, los barcos de segunda mano no se depreciaban, eran como un piso y subían al ritmo de la vida. Ahora, uno de doce metros baja un 40 % con relación al coste inicial», explica. En el tablón del Liceo hay sobre una decena de anuncios de venta de barcos, aunque sospecha que pueden ofertarse otros tantos a través de Internet o de otros sistemas. «En 1974 tenía un barco nuevo de ocho metros que valía 350.000 pesetas y en el 2000 le compré uno a mi hijo de segunda mano por 850.000, lo que da una idea del encarecimiento», comenta Bosch. Presume de cuentas saneadas al tener un superávit de 7.000 euros frente a los 21.000 que se adeudaban cuando llegó al cargo, hace casi cuatro meses. El secreto, dice, es no hacer gastos extraordinarios. 

Reglamento

La junta directiva ha aprobado también los nuevos reglamentos y estatutos, tal como había prometido al presentar la candidatura. Entiende que lo importante es gestionar bien la marina.

Todas las marinas coincidne ene que mejora la situación

Si bien, el resto de las marinas de Vigo no llegan al cien por cien de ocupación, como le sucede al Liceo de Bouzas, sin embargo, en todas ellas aprecian una paulatina mejoría de la situación. Esto se traduce en un leve incremento de los alquileres y las ventas con relación a las cifras de años anteriores. En el Club Náutico de Vigo cuentan con 287 plazas entre las antiguas y las nuevas. El nivel de ocupación de atraque ronda en la actualidad el 60 %. El precio del alquiler para un barco de diez metros oscila entre 180 euros mensuales (las plazas antiguas) y 239 (las nuevas). En el plazo de quince o veinte días se iniciarán las obras previstas. En el muelle de Punta Lagoa (Teis) disponen de 320 plazas y están ocupadas en torno al 85 %. Por 169 euros se puede alquilar un espacio para el atraque de una embarcación de diez metros. Los pantalanes de Marina Davila (Bouzas) cuenta con 203 plazas y un nivel de ocupación del 75 %. 

Votación
7 votos
Etiquetas
Vigo ciudad