Teatro de andar por casa

La actriz Iria Pinheiro protagoniza «Croquetas», una obra en el piso-galería El Halcón Milenario donde el público la sigue por las habitaciones

La actriz, sentada, en el medio, rodeada por el público de una de las funciones de la obra Croquetas.
La actriz, sentada, en el medio, rodeada por el público de una de las funciones de la obra Croquetas.

vigo / la voz

El teatro se reinventa buscando a esos espectadores contemporáneos que escapan de fórmulas casposas de butaca, escenario y telón. Por ejemplo, así:

Nochebuena de 1976. Elvira, la protagonista de esta obra, invita a cenar a 15 familiares (los asistentes a cada pase) y les relata e ilustra sus vivencias durante su exilio, por motivos de trabajo, en Alemania. Los invitados la acompañarán a través de ese viaje emocional en el que las verdades y los secretos de Elvira se irán desvelando en medio de una atmósfera festiva y familiar, reflejo de un país que despertaba de su época más oscura.

De esta forma se plantea Croquetas, una pieza teatral que, desde la modestia de un pequeño proyecto, triunfa en Vigo, y en un espacio tan alternativo como la propia propuesta, ya que se escenifica en El Halcón Milenario (Cervantes, 18), el piso multiusos que un grupo de inquietos y jóvenes artistas reconvirtieron en un contenedor de ideas que lo mismo sirve para dar cobijo a exposiciones que conciertos y ahora, también teatro.

Iria Pinheiro es la protagonista y autora del guion. «Yo les recibo (a los espectadores) como si fueran mis familiares y a cuatro de ellos les adjudico personajes. A otros les doy otros, dependiendo de cómo vea que son», cuenta. Asegura que la pieza funciona igual de bien siempre, «porque ya la escribí pensando en todas las posibilidades, es decir, que si el público no se animaba, yo también tengo un texto preparado», explica, añadiendo que en general, la participación de la gente es alta, «porque no hacen de sí mismos, sino de otros personajes y así les resulta más sencillo». Sobre la trama, adelanta que «bajo la apariencia de comedia, se esconde un drama».

Croquetas se estrenó el 22 de mayo con gran éxito. Tanto, que las dos últimas representaciones estaban previstas para hoy, viernes día 19, pero debido a la demanda de entradas han decidido ampliar las funciones un día más y habrá dos pase más mañana, sábado. Y no descartan retomarlo en septiembre, y volver a montar el piso, tras llevar la representación a Santiago y A Coruña.

«Es una experiencia diferente. El público sigue a Iria por las estancias del piso. Pasillo, comedor (algunos se sientan en sillas, otros se quedan de pie) y salón (entre sofás, sillones y alrededor de ella)», cuenta Germán Pintos, encargado de la producción y dirección de arte que ha transformado el espacio en una especie de plató de Cuéntame donde los Alcántara estarían como en casa. «Tuvieron que decorar todo el piso, desde las escaleras de entrada. Y desde ahí arranca la acción».

Los interesados en conseguir plaza para las funciones extra -máximo 16 por pase- deben reservar su entrada a través del correo halconmilenario18@gmail.com poniendo en el cuerpo del mensaje el número de entradas, nombres de los asistentes y el pase al que quieren acudir.

La pieza tiene una duración aproximada de 45 minutos que se quedan cortos. «De hecho, cuando empezamos duraba media hora», indica Iria. El precio de la entrada es de 6 ? y para imbuirse en la trama incluye una croqueta y un vino o un refresco, pero ahora ya no hay plazas. habrá que esperar al final del verano.

Votación
1 votos