Mujeres mastectomizadas asesoran en el diseño de sujetadores especiales

En la línea que Selmark comercializará a partir de otoño también colaboran médicos

.

vigo / la voz 18/05/2017 05:00 h

Se estima que una de cada ocho mujeres padecerá cáncer de mama a lo largo de su vida. En España se diagnostican unos 26.000 casos cada año. Sin embargo, son contadas las empresas de corsetería no ya en España sino en Europa, que piensan en las necesidades de esas mujeres a la hora de diseñar productos específicos y, sobre todo, de ofrecer moda en un momento especialmente necesario desde el punto de vista anímico. Una de esas empresas está en Vigo. En otoño verá la luz la primera colección de Selmark destinada a mastectomizadas. «Pensamos que era una obligación y un compromiso cubrir no solo esas necesidades, sino también las de las mujeres que deciden reconstruirse el pecho o las de las que amamantan a sus hijos», afirma el responsable de I+D de la firma, Diego Piñeiro.

Detrás de Selmark Care, que es como han bautizado la colección, hay un intenso trabajo previo de investigación, en el que las aportaciones de las propias afectadas, a través de la Asociación de Diagnosticadas de Cáncer de Mama (Adicam), con sede en Cangas, ha sido determinante. «También tenemos un protocolo con el hospital de Igualada», señala Piñeiro, que añade que han contado asimismo con la experiencia de varios médicos.

Explica que lanzar al mercado un producto como este, que de verdad dé respuesta al colectivo al que se dirige, lleva un tiempo. «Detrás de una apuesta así hay años de investigación porque no es cosa de copiar. Queríamos mejorar lo que hay. Pensamos que la mejor forma de hacerlo era juntar nuestra experiencia como diseñadores y fabricantes de ropa interior femenina con la de los profesionales de la medicina y testado por las usuarias. Llevamos desde el 2014 madurando el proyecto de I+D y buscando las capacidades para desarrollarlo», dice. Ese es el motivo por el que en el catálogo de Selmark no ha habido hasta ahora una corsetería específica para mastectomizadas.

Pero la compañía viguesa, que cuenta con 2.000 puntos de venta en España y exporta a media Europa y a varios países de América y Asia, se ha propuesto ir un paso más allá, de tal forma que Selmark Care no sea únicamente un producto impecable desde el punto de vista técnico, sino que lleve aparejado un plus inexistente en este tipo de corsetería, la moda. «Vamos a dar moda», afirma tajante Diego Piñeiro, que comenta que una queja común de todas las mujeres que han colaborado en el proyecto es que la paleta de colores que encuentran en el mercado se limita a los tres básicos: blanco, negro y beis. «Queremos estar al lado de la mujer en momentos delicados, unos serán más difíciles como un posoperatorio, otros no tanto, pero eso no implica que las limitaciones tengan que llegar también a la ropa interior. No porque tenga un problema tiene que llevar un sujetador color piel», señala Piñeiro, que ya avanza que el azul y el berenjena son algunos de los colores que incluirá la primera temporada. «Ya estamos trabajando en la de primavera-verano del 2018. El colorido será más vivo, verdes, naranjas...».

Otro aspecto en el que han trabajado con los equipos médicos y con la asociación Adicam es el de los escotes, de tal forma que garanticen un adecuado ajuste de prótesis, sin que sean tan altos que tengan que renunciar a camisas o camisetas ligeramente escotadas.

Vendaje posoperatorio

Además de corsetería para mastectomizadas, Selmark Care incluirá desde sujetadores de lactancia hasta vendajes posoperatorios o para tratamientos de radioterapia. Se trata de productos hipoalérgenicos ideados para colocar sobre los apósitos. «También aquí hemos escuchado atentamente las demandas de los médicos, por eso los vendajes se fabricarán en varias tallas. Puedes moverte con facilidad, ducharte y estar cómodo sabiendo que no se va a mover el apósito. A la vez, hace un trabajo de presión sobre las heridas para favorecer la cicatrización. Es un vendaje que te acompaña en la cuarentena y que en los posoperatorios de reconstrucción mamaria lo combinamos con una especie de arnés para que no se encapsule el pecho. Pretendemos cubrir toda la gama de necesidades para esos momentos.», concluye Diego Piñeiro.

Votación
1 votos
Comentarios