Baiona entra en la red mundial de ciudades amigables con los mayores

Es el primer municipio de la provincia que entra en el club auspiciado por la OMS

.

baiona / la voz

Las personas mayores de Baiona están de enhorabuena. El municipio se ha convertido en el primero de la provincia en entrar a formar parte de la Red Mundial de Ciudades y Comunidades Amigables creada por la Organización Mundial que la Salud (OMS), un proyecto que en España está coordinado por el Imserso y que hasta la fecha contaba con solo dos distinciones en Galicia, la de Castrelo de Miño y Ourense.

El objetivo principal de esta iniciativa es que «los mayores participen en la gestión del municipio». Que expongan su opinión sobre las zonas verdes, sobre las aceras y sobre todo aquello que necesiten», asegura el alcalde de la villa, Ángel Rodal. En Baiona hay en estos momentos más de 2.000 personas que superan los 65 años de edad. «Ellos conocen mejor que nadie el pueblo porque tienen mucha experiencia», añade Rodal.

Tal y como señala Silvano Montes, el portavoz municipal de Izquierda Unida, grupo que llevó esta moción al pleno municipal del Ayuntamiento baionés, «se establecerán grupos de trabajo entre personas mayores, empresarios y grupos políticos. El objetivo es permitir que la tercera edad dé su visión sobre la situación del pueblo, que tengan un envejecimiento activo. Tras la jubilación no todo se acaba». Así, el Concello tendrá un hilo directo con los más veteranos de la villa para poder atender sus demandas.

La OMS ha incluido a Baiona en su red al valorar las medidas tomadas por el Concello en favor de las personas mayores, tales como los cursos de alfabetización para adultos, los de memoria, de informática, las actividades de ocio y de turismo, así como la existencia de instalaciones saludables para la tercera edad.

También fue valorada la labor del Ayuntamiento de Baiona en relación a los progresos en accesibilidad para las personas mayores, así como las campañas de prevención del envejecimiento puestas en marcha por el centro de día municipal o las actividades para la tercera edad que se llevan a cabo en el centro sociocomunitario.

El gobierno local hizo la petición de entrada en la red mundial de la OMS a finales del año pasado, después de que el grupo municipal de Izquierda Unida presentase la solicitud para que la villa formase parte de este colectivo.

Cinco años

La OMS fomenta entre sus miembros iniciativas para crear entornos y servicios que promuevan y faciliten el envejecimiento activo y saludable. Además, pretende conectar ciudades y comunidades de todo el mundo para facilitar el intercambio de información y experiencias. Ahora, Baiona tendrá que habilitar herramientas y dar apoyo técnico durante los próximos cinco años para hacerse merecedor de la distinción.

Votación
2 votos
Comentarios