Imagen:

El padre de Iván Durán: «A mi hijo lo dejaron morir»

Aunque aún no existe una confirmación oficial por medio de las pruebas de ADN, a Juan Durán no le cabe ninguna duda de que el cuerpo sin vida que apareció el sábado en un monte de Baiona es el de su hijo Iván


vigo / la voz

Aunque aún no existe una confirmación oficial por medio de las pruebas de ADN, a Juan Durán no le cabe ninguna duda de que el cuerpo sin vida que apareció el sábado en un monte de Baiona es el de su hijo. El joven dejó una nota pidiendo a sus familiares que su abuela no se enterara de su final.

-¿Cómo recibió la noticia del hallazgo de su hijo?

-Nos llamó el teniente de la Guardia Civil. Fue una decepción terrible. Me dio un ataque de ansiedad. Estábamos en Huelva. Alguien parecía haberlo visto allí y fuimos su madre, mi hija, su pareja y yo. Durante todos estos meses no he querido perder la esperanza de encontrarlo. Mientras no me dijesen lo contrario, mi hijo estaba vivo y posiblemente me necesitaba.

-¿Cómo es posible que estando tan cerca de su domicilio no lo hubieran encontrado antes?

-La zona donde apareció la rastreamos metro por metro a los cuatro días más de veinte amigos, familiares y con un caballo y allí no estaba. Si se hubiesen puesto los medios necesarios, cuando andaba deambulando por el monte lo habrían encontrado.

-¿Qué cree que falló en la búsqueda?

-Pedimos drones y perros a la Guardia Civil, pero estaban en A Coruña buscando a Diana Quer. Hablamos con la Policía Nacional, que estaba dispuesta a venir con sus perros, pero la Guardia Civil no los autorizó a venir, siguiendo su protocolo. Yo contraté un dron por mi cuenta, pero hay drones térmicos de Axega y perros entrenados para el rastreo, pero no nos los facilitaron, aun siendo medios de todos. Por otra parte, ni el juez ni el fiscal quisieron considerar prioritaria la búsqueda, en vista de la vulnerabilidad de mi hijo. Yo insistía en la probabilidad de un brote psicótico. Tiene familiares con esquizofrenia. Un primo suyo se colgó hace una semana en un invernadero en Nigrán. Alertábamos de un problema pero no se nos hizo caso. Ha sido una negligencia, una falta de sensibilidad y de humanidad. A mi hijo lo dejaron morir.

-¿Cómo valora todo el apoyo que ha recibido de particulares?

-Hay gente muy buena. Hay gente durmiendo en la calle que estuvo buscando a mi hijo. Mientras que otros que tienen la obligación, porque para eso cobran, estuvieron sentados en la poltrona o mirando para otro lado. Veías en televisión las batidas en el monte para buscar a Diana Quer y a Iván lo buscaban por la carretera. Quiero que mi hijo se convierta en un icono para que esto no vuelva a suceder.

-¿Por qué tenía un arma su hijo?

-Mi padre fue policía en Venezuela. Había una en el pueblo. No sabía de ella. Quizá mi hijo supiese dónde estaba. Para mí seguía allí, o quizá la robaron.

Votación
49 votos
Etiquetas
Baiona
Comentarios