La Xunta retira los polémicos separadores de hormigón del carril bici

Serán sustituidos por gomas rebasables en el marco del proyecto de mejora de seguridad


Baiona

La Consellería de Infraestructuras y Vivienda está realizando los trabajos de relevo de los actuales separadores de hormigón presentes en la carretera entre Vigo, Baiona y A Guarda (PO-552) por otros de goma rebasables, con el fin de compatibilizar las necesidades de los peones, de los ciclistas y de los conductores e incrementar la seguridad de los usuarios vulnerables. Estas actuaciones tienen como objetivo la ampliación del espacio a lo que puede recurrir el ciclista deportivo en caso de necesidad. Además, se dotará esta carretera de arcenes más anchos, en las que será posible a práctica del ciclismo deportivo, mientras que el carril bici se estrechará y quedará convertido en una senda mixta de utilidad tanto para peones como para ciclistas turísticos.

 Hace falta recordar que la Agencia Gallega de Infraestructuras (AXI) inició el mes pasado las obras de refuerzo de la seguridad viaria y de reforma del carril bici de la carretera PO-552, que supondrán una inversión de 800.000 euros. El proyecto fue redactado por los especialistas de la Agencia Gallega de Infraestructuras y en su elaboración se recogieron las demandas de los alcaldes, de la Federación Gallega de Ciclismo y de diversos expertos en seguridad viaria, y la solución técnica cuenta con la conformidad de la Dirección General de Tráfico, con la que la Xunta trabaja coordinadamente tanto en este proyecto como en el impulso de campañas específicas de seguridad viaria.

 

 

 

Votación
5 votos
Etiquetas
Baiona Gondomar O Val Miñor Comarca do Baixo Miño
Comentarios