Imagen:

Los hoteles de Baiona cuelgan el cartel de completo desde que el Camino por la Costa es oficial

Los fines de semana se ocupan medio millar de habitaciones y de lunes a jueves llegan al 40 %


baiona / la voz

La temporada alta se ha adelantado en Baiona. «Desde mayo y por primera vez, todas las plazas hoteleras de la villa se llenan cada fin de semana sin excepción». Pedro Villamarín, vicepresidente de la asociación de comerciantes y empresarios de la villa, Aceba, explica así la causa efecto que ha representado para el municipio que se declarase oficial el Camino por la Costa. «Tenemos ocupadas las 500 habitaciones de viernes a domingo y por la semana también se nota, llegando a una ocupación del 40%», indica el representante de la entidad. «El reconocimiento de esta ruta ha supuesto un antes y un después para el sector en Baiona y además la atracción de un tipo de público que antes no teníamos», apunta.

Habla de decenas de peregrinos extranjeros, con alto poder adquisitivo y de los que no viajan con mochila, sino con maleta. Baiona es el municipio de esta ruta -parte de Oporto y enlaza en Redondela con el Camino Portugués en dirección a Santiago- más beneficiado por este turismo religioso.

«En Nigrán también se nota el incremento de extranjeros, pero no tanto en las pernoctaciones porque los peregrinos que hacen la ruta desde o hasta Baiona, ya siguen camino hacia Vigo y Redondela», señala Darío Álvarez, presidente del Centro de Iniciativas Turísticas de O Val Miñor (CIT). El tirón no ha afectado de momento a los precios. La media en los hoteles está en 80 euros por noche, tanto en Baiona como en Nigrán. Son precios similares a los del año pasado, al igual que en los alquileres de pisos y casas en la comarca miñorana. El lleno absoluto se prevé para todo el mes de agosto.

El trajín de maletas es habitual ya a primera hora de la mañana. Ayer en la calle de Elduayen, más de una veintena de peregrinos abandonaban sus hoteles, aunque no todos continuaban el camino hacia Santiago. Un grupo de diez irlandesas ponía punto final a la primera parte de su ruta. Salieron el viernes de Oporto y tras pernoctar en Baiona regresaron a su país porque dejan para el próximo año el tramo final. David Álvarez, de la empresa Camino Ways, ha sido su guía. «El Camino de Santiago está de moda y este sí tiene más tirón desde que es oficial. Estas chicas ya habían hecho el francés y buscaban una alternativa», explica. Recuerda cómo The Way, la cinta de Emilio Estévez y protagonizada por Martin Sheen, popularizó el Camino en Estados Unidos. «Para ellos es una experiencia única, tengo personas que viajan hasta 30 horas desde Australia para poder vivirlo», indica el guía. Desde Camino Ways remiten al Camino Monacal a decenas de peregrinos irlandeses, «pero también he acompañado a personas de Sudáfrica, la India o Brasil».

 

El perfil del peregrino de la costa es el de personas de «entre 30 y 70 años, de nivel medio-alto y normalmente de habla inglesa. El turismo del Camino es el de mucha gente gastando poco, pero consumen bebidas y recuerdos».

David Gleeson y Leah Baker, que también se despidieron ayer de Baiona, cumplen ese perfil. Esta pareja vino desde Australia para hacer el Camino desde Oporto y esperan llegar al Obradoiro el viernes en bicicleta. «Es la primera vez que hacemos la ruta y estamos sorprendidos por la belleza del paisaje», afirma David. Baiona «era una parada obligada por todas las recomendaciones que encontramos en las redes sociales». Explican que se hospedan en los hoteles «porque la relación calidad precio es muy buena».

Valoraron la existencia de carril bici a la hora de elegir su destino. «Volveremos a hacerlo porque el camino respirando el mar es otra cosa», dicen. Destacan, además, «la hospitalidad de los gallegos, la suave climatología y la buena mesa».

Votación
0 votos
Etiquetas
Baiona Redondela Nigrán Vigo ciudad Camino de Santiago Camino Portugués Oporto Australia Turismo O Val Miñor Martin Sheen África EE.UU. Sudáfrica Brasil India
Comentarios