Felipe VI pide a los empresarios gallegos que no pierdan nunca sus señas de identidad

El monarca recibe en Vigo la medalla de oro del Círculo de Empresarios

Felipe VI pide a los empresarios gallegos que no pierdan nunca sus señas de identidad Presidió en O Porriño el 50 aniversario de AIMEN Centro Tecnológico y recibió en Vigo la medalla de oro del Círculo de Empresarios

Vigo

«Las empresas no deben perder nunca sus señas de identidad, ni el arraigo a sus raíces». Felipe VI, que hoy recibió en Vigo la medalla de oro del Círculo de Empresarios, subrayó en su discurso de agradecimiento ante cerca de 200 invitados su confianza en la recuperación económica que, dijo, no está exenta de retos ni desafíos. Es necesario, dijo, «captar talentos jóvenes hacia el emprendimiento», trasladar a la escuela la idea de que empresa y progreso económico «están íntimamente ligados». 

Hizo hincapié el monarca en la visión internacional de las empresas españolas, al tiempo que reconoció que en el caso de las gallegos las exportaciones «están por encima de lo que corresponde a vuestro PIB y peso demográfico dentro del contexto nacional». Puso, en concreto, el foco en sectores tan tradicionales como la pesca, la conserva, la automoción o la madera, pero también en otros como el textil, «en el que desde hace dos décadas Galicia despunta con nombres propios». 

Visita del rey Felipe VI a las instalaciones de AIMEN por su 50 aniversario Es la primera visita del monarca a Vigo

Puso en valor el hecho de que las empresas gallegas hayan sabido combinar esa presencia exterior «con el apego a la tierra». «Porque la proyección de vuestra idiosincrasia os distingue y fortalece internacionalmente», señaló 

Por su parte, el presidente del Circulo, Juan Güell, señaló que el lema de Vigo (leal, valerosa y siempre benéfica) recoge el sentir de la entidad: lealtad a las instituciones, valentía de las empresas que asumen riesgos cada día y beneficio de esos riesgos en la sociedad.

Reconoció Güell que en los 25 años del Círculo la evolución ha sido grande: «Pasamos de una concepción local a la inmersión en un mundo que no entiende de barreras». Añadió que el esfuerzo colectivo da resultado y que el hecho de estar en un rincón de la península, «al que a veces llegan tarde las infraestructuras, no han impedido a Galicia ser una potencia mundial en energías limpias, textil, granito, pizarra...»

El acto, seguido de una comida, contó con la presencia de los presidentes de la Xunta y el Parlamento, la ministra de Empleo, el delegado del Gobierno y el alcalde de Vigo, entre otros.

Previamente, el Rey presidió el acto conmemorativo del 50 aniversario del centro tecnológico Aimen, donde tuvo oportunidad de conocer el potencial investigador mediante demostraciones en algunos de los campos los que se ha posicionado como referententes nacionales: tecnología láser, soldadura, materiales avanzados y automatización y robótica.

El secretario general de Aimen, Fernando Vázquez, repasó el medio siglo de historia de la entidad, primero como laboratorio al servicio de la industria viguesa, hasta la actualidad, como aliado de la innovación en sectores estratégicos de la economía gallega.

Votación
10 votos
Comentarios