El cierre de la frontera por la visita papal a Portugal afectará a 20.000 gallegos

El Gobierno luso clausura todos los pasos fronterizos en Pontevedra excepto los de Tui

Las fronteras cerradas con Portugal.$pieImg Las fronteras cerradas con Portugal

tui, ourense / la voz 10/05/2017 10:38 h

Unas medidas de seguridad sin precedentes con motivo de la próxima visita del papa Francisco al santuario de Fátima van a afectar a miles de conductores que viajan a diario a Portugal desde Galicia. El Gobierno luso blindará sus fronteras del miércoles al sábado -ambos incluidos- para velar por la seguridad de la cita que espera reunir el viernes y el sábado a más de un millón de personas en el centro de peregrinación luso. El centenario de la primera aparición de la Virgen a tres pastores en Ourém será celebrado con un acontecimiento multitudinario.

Los portugueses han aplicado las excepciones previstas en el Acuerdo de Schengen para restringir la llegada de extranjeros coincidiendo con la visita del papa. La medida repercutirá en los aproximadamente 20.000 gallegos que cruzan a diario la raia para trabajar o hacer turismo. Esta cifra podría quedarse pequeña en función de los miles de gallegos que visitarán el país vecino para asistir a los actos que presidirá el papa.

En la provincia de Pontevedra, el único paso que quedará habilitado para cruzar la frontera en automóvil será el puente internacional de Tui de la A-55 hacia Valença, que podría quedar colapsado. Este puente es el que más tráfico registra de todos los pasos fronterizos, con una media diaria de 15.000 vehículos en ambos sentidos, según los datos del Ministerio de Fomento. El tránsito de vehículos en todos los accesos entre Galicia y Portugal ronda los 40.000 diarios en ambos sentidos. Los peatones, ciclistas y ciclomotores podrán utilizar el puente viejo de Tui hacia Valença. Se cerrará el tráfico en dirección a Portugal en los pasos fronterizos sobre el Miño entre Goián y Vilanova de Cerveira, Salvaterra y Monçao, y Arbo y Melgaço.

Cuatro jornadas

La medida será efectiva desde las 0.00 horas del día 10 de mayo hasta las 23.59 del 13. No existirán restricciones para los conductores que se dirijan desde Portugal hasta Galicia. Los límites y controles afectarán solo a quienes quieran entrar en Portugal. Colaborarán la Guarda Nacional Republicana y la Guardia Civil para controlar el tráfico. También se suspenderá el servicio marítimo de transporte de vehículos y personas entre A Guarda y Caminha en ambos sentidos. El ferri no funcionará del miércoles al sábado, ambos incluidos. Solo se podrá usar el martes y el domingo, y además con restricciones a causa de la marea baja. El papa Francisco aterrizará en la base aérea de Monte Real el viernes a las cuatro y veinte de la tarde. Tras un encuentro privado que mantendrá con el presidente de la República, será trasladado en helicóptero al estadio municipal de Fátima, donde montará en un papamóvil descubierto para desplazarse hasta el santuario, donde visitará la capilla de las Apariciones a las seis y cuarto de la tarde.

El sábado oficiará una misa en el atrio del santuario a las diez de la mañana y regresará a Roma a las tres de la tarde. Se espera además la presencia de los presidentes de Colombia, Paraguay, Cabo Verde y Guinea Bisáu, entre otros.

El sur de Pontevedra retrocederá más de tres décadas con las restricciones y cierres de fronteras durante cuatro jornadas, cuando solo existía el puente viejo entre Tui y Valença do Miño y había un control fijo en la raia que ralentizaba el tráfico. En las épocas de mayor afluencia de visitantes, como el verano, las ferias de Valença o festivos, se formaban largas colas de vehículos españoles a la espera de poder entrar en el país vecino.

El único acceso abierto en Ourense será el de Verín-Chaves, por autovía

En la provincia de Ourense son once los pasos que permanecerán cerrados hasta la medianoche del sábado debido a la visita papal. El Gobierno portugués decidió que dejaría como frontera autorizada, para entrar en el país vecino previa identificación documentada, el paso que comunica con Chaves y Vila Real da Raia.

El punto de control de documentación estará en el kilómetro cero, cerca de la rotonda en la que finaliza la A-75 (Verín-frontera portuguesa) y comienza la A-24 lusa. Desde el miércoles, quienes decidan pasar a Portugal desde la provincia de Ourense tendrán esa frontera habilitada en la localidad verinense de Feces, pero deberán llevar consigo su DNI o pasaporte.

Pasos cerrados

Los pasos que se cierran por cuestiones de seguridad durante estos días en la provincia ourensana son: Manzalvos, en la OU-315 en el concello de A Mezquita; Ponte Barxas (Padrenda), en la OU-801; los dos de Lobios -Portela do Home (OU-312) y A Madalena-Lindoso (OU-540)-; A Xironda-Santo André, en la OU-1020, en Cualedro; Mesón Erosa-Pentes, en la N-525 en A Gudiña; Verín-Videferre, en la OU-1013 en Oímbra; Baltar-Sendim, en la OU-311 en Baltar; A Meixoeira, en el municipio de Entrimo (OU-1212), el de Calvos de Randín-Tourem (OU-311), además del antiguo paso de Verín-Chaves, en la N-532.

El paso habilitado es el único que permite entrar en Portugal a través de autovía, los demás son todos de carretera convencional.

Se restituyen los controles y habrá que identificarse

Como en los viejos tiempos de la frontera. Así tendrán que cruzar la «raia» aquellas personas que necesiten dirigirse a Portugal del miércoles al sábado. Además de hacerlo por los pasos autorizados, deberán llevar consigo el DNI o pasaporte, así como la documentación de vehículo y el permiso de conducción. Los menores de edad también deberán acreditar su identidad mediante el carné de identidad o un pasaporte propio, informa la Guardia Civil.

Votación
24 votos
Comentarios