Envían a prisión al hostelero vigués acusado de acosar sexualmente a quince menores

Los invitaba a su yate, los paseaba en su deportivo, les hacía fotos desnudos y había creado un grupo de WhatsApp con todas sus víctimas


Vigo

La Policía Nacional ha detenido a C. V. I., un hostelero vigués de 40 años dueño de una céntrica pizzería por, supuestamente, acosar sexualmente a 15 jóvenes. El implicado invitaba a los menores a su vivienda o a su embarcación y les sugería ver películas con contenido sexual o desnudarse para poder hacerles fotografías. Entre sus víctimas se encuentran 15 adolescentes de entre 14 y 15 años a los que captaba invitándoles a consumiciones en cafeterías y locales de ocio. Llegó a crear un grupo de WhatsApp con todos los menores implicados donde les enviaba imágenes pornográficas.

Los agentes lo detuvieron por los presuntos delitos de abuso sexual, pornografía infantil, exhibicionismo y provocación, para los que la fiscala pide prisión. El detenido estuvo más de hora y media declarando ante la jueza y contando su versión exculpatoria de los hechos.

Al finalizar su declaración le han enviado a prisión condicional sin fianza, acusado de varios delitos contra la libertad sexual. A lo largo de la investigación habrá que concretar si hubo abusos y/o exhibicionismo o provocación o corrupción.

Todo empezó hace dos meses cuando llegó a oídos de la policía que un adulto se relacionaba con menores y les invitaba a subir a su coche deportivo de altas prestaciones. Se trababa de un varón de 40 años que poseía una vivienda en el centro de Vigo y regentaba negocios de hostelería. Concertaba citas habitualmente en grupos pequeños. Quedaba con ellos incluso en una bolera y cuando se había ganado su confianza, les invitaba a bebidas o incluso les llevaba a comer a su propio restaurante.

También les ofrecía paseos en su coche deportivo o en su barco de lujo. Cuando ya disponía de un grupo amplio de jóvenes, el arrestado creó un grupo de WhatsApp específico donde estaban todos los menores implicados al que enviaba imágenes de contenido sexual. Además, les ofrecía ver películas pornográficas en su domicilio y consumir bebidas alcohólicas, para desinhibirlos y poder abusar sexualmente de ellos.

Disponía de una embarcación (bautizada con el nombre de Ipanema) donde los invitaba a ir y una vez allí, les sugería ir desnudos y hacerles fotografías. En los registros, la policía halló fotografías de los menores que aún están siendo analizadas.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdegalicia.es Port 80
Etiquetas
Abusos sexuales Pornografía infantil Vigo ciudad
Comentarios