«Las auxiliares somos el soporte empático del paciente ingresado»

Ha recibido un premio por su método para registrar los cuidados invisibles


Vigo / la voz

Hace dos años, cuando preparaba un curso, la auxiliar Beatriz Iglesias se dio cuenta de que había maneras para no desperdiciar toda la información que se genera en la habitación de un paciente y que es útil para constatar su evolución. Habitualmente, en las plantas de hospitalización, queda un registro de cuestiones técnicas como la tensión arterial o la diuresis, pero no de otros cuidados que también son importantes. Con la enfermera Sol Cid imparte un curso sobre cómo recoger en la historia todos esos cuidados, llamados invisibles, y su trabajo le ha valido el primer premio de las jornadas de auxiliares de enfermería.

-¿Qué son los cuidados invisibles?

-Son cuidados que no se registran en gráficas, porque no se pueden reflejar numéricamente. Son temas como si el paciente está inquieto, preocupado, si le ayudas en el confort de la habitación para que no tenga ruidos o se pueda mover, si le das información, si procuras que se relacione con otros pacientes, o si está solo o acompañado.

-¿En qué medida ayudan en la evolución clínica del paciente?

-Proporcionan autonomía. Le ayudan en el conocimiento de su enfermedad y en sus autocuidados. Cuando refiere que siente un dolor, es importante dejar constancia, porque puede ser significativo. Puede ser, por ejemplo, que cuando vaya el médico se le olvide comentárselo, pero que a ti sí te lo diga. O si está inquieto de noche y tienes confortarlo. Influye en su autonomía dentro del ámbito hospitalario.

-¿Por qué son invisibles?

-Son invisibles porque no hay un soporte de registro médico. Solo hay registros numéricos. Además, hay muy poca bibliografía.

-¿Qué enseñan en el curso?

-El curso es sobre cómo elaborar los comentarios de enfermería, para escribirlos correctamente. Damos herramientas para saber reflejarlos, porque no todos son importantes ni afectan a la evolución clínica del paciente.

-¿Esto no se enseña en la formación habitual?

-No, ni en el grado de Enfermería ni en la formación de auxiliares. Las auxiliares estamos mucho con los pacientes, somos su soporte empático. Estamos en la ducha o el aseo... son situaciones violentas para el paciente. Somos un punto muy importante y no queda reflejado en la historia clínica. A veces, las compañeras no saben qué escribir.

-¿El trato en los hospitales es muy deshumanizado?

-No, es humano. Lo que ocurre es que no queda reflejado. La mayoría de los profesionales sanitarios trabajamos por vocación. Intentamos apoyar al paciente.

-¿Cuáles son las claves para dejar constancia de esta información?

-Conocer muy bien cómo describirlo correctamente, con una serie de normas, y conocer muy bien al paciente, que tiene unas creencias, unos valores y unas costumbres.

-¿Cuáles son las normas para registrarlo?

-Varias. Evitar duplicidad de información, no escribir información que dan los médicos, no poner la información que ya queda en los registros, seguir unas normas ortográficas, no dar órdenes al compañero que viene en el siguiente turno, no poner comentarios peyorativos...

-¿La información que ustedes aportan sirve a los médicos?

-Creo que sí. Antes de pasar visita deberían ver los comentarios. No sé si lo hacen o no.

-¿El personal es receptivo?

-Sí. Hicimos dos cursos en los que hicimos cuestionarios El 99 % comentaron que debería ser obligatorio conocer esto.

-¿Y practicarlo, debería ser obligatorio también, como los registros numéricos?

-No sé si obligatorio, pero sí es importante. Deberíamos hacerlo siempre.

Quién es. Beatriz Iglesias es auxiliar de enfermería. Trabaja desde el 2002. Ha pasado por varias unidades y ahora está en la de arritmias del Álvaro Cunqueiro.

Qué propone. Que el personal de enfermería deje constancia de todos los cuidados que hace, no solo de los medibles numéricamente.

Votación
2 votos
Etiquetas
Comentarios