Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

MVP casi sin darse cuenta

Ylenia Manzanares firmó un partido de récord, con 49 de valoración, algo que ni imaginaba cuando terminó el choque

Vigo, 22 de marzo de 2016. Actualizado a las 05:00 h. 0

0
0
0
0

Ylenia Manzanares terminó el partido del sábado con el Celta de baloncesto como casi cualquiera que finaliza con triunfo: celebrándolo con sus compañeras y, además, ajena a que acababa de «romper las estadísticas». Así se lo hicieron saber poco después. «Estaba con la alegría de la victoria y no tenía ni idea de lo que había valorado. Vinieron Pedro y Nacho a decirme que había sido 49 y la verdad es que no era consciente para nada -confiesa-. Fue una gran alegría». Esa valoración es fruto de sus 19 puntos, con un 69 % de acierto en tiros de dos y 27 rebotes, entre otros conceptos. 

La tensión de la recta final del partido y la obsesión por ganar le llevaron a estar completamente ajena a los registros que había firmado. «Estaba súper centrada en ganar, ganar y ganar. Sabía que había anotado, reboteado y hecho un poco de todo, que había sido un partido completo, pero no que iba a llegar hasta ahí. Que recuerde es la más alta como profesional», dice la jugadora más veterana del equipo (32 años), cuyo récord estaba en 38. «MVP sí que he sido unas cuantas veces, no sé decir cuántas».

No es el primer partido en el que Manzanares destaca y resulta clave para la victoria de un equipo que tras un inicio titubeante puede presumir ahora de llevar  cinco victorias consecutivas. Todo ello confirma que no se equivocó en su decisión de fichar por el Celta el pasado enero. «Cuando llegas a un sitio nuevo siempre quieres hacerlo bien y ayudar, y más en la situación en la que estaba el equipo», desgrana. Su objetivo era el de siempre a lo largo de su carrera: «Dar el 100 % en cada partido. A veces sale mejor, y otras peor, pero siempre puedes ayudar de alguna forma, si no es con acierto en el tiro, defendiendo o cogiendo rebotes. Intento quedarme siempre satisfecha en ese sentido y lo estoy consiguiendo».

Dice la riojana que se mueve por impulsos a la hora de tomar decisiones buscando aquello que cree que le va a hacer feliz. Con el Celta tuvo plena confianza en que sería así y no lo pensó. «Hemos encadenado victorias que nos han hecho escalar en la tabla y el grupo humano es excepcional, así que estoy muy contenta», comenta. Solo encuentra una pega: «La liga en tres semanas, querríamos que durara más para seguir ganando». 

Mitad gallega, mitad riojana

Ylenia llegó a Galicia para cursar sus estudios de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte -«siempre quise estudiar una carrera pensando en que el baloncesto es bonito, pero no dura siempre»- y desde entonces su camino siempre ha estado ligado a una tierra que le «atrapó». «Me eché un novio gallego y siempre he tirado para aquí. Ya me hacen la broma de que soy medio gallega y medio riojana. Las circunstancias te van guiando».

Lo mismo le ha ocurrido durante su carrera deportiva, en la que aunque ha jugado en la élite, nunca acabó de asentarse. «Han sido decisiones personales. Al estudiar me estabilicé en Pontevedra. Luego en Vilagarcía estábamos en Liga 1 pero no pudimos seguir en la categoría. Pese a eso, he jugado en la élite y demostrado que puedo hacerlo».

En clave de futuro, espera «seguir jugando muchos años». ¿En el Celta? «Es la pregunta del millón. Quiero que acabemos la temporada lo más alto posible y luego nos tomaremos unas coca-colas, hablaremos y ojalá lleguemos a un acuerdo. A la hora de renovar hay muchos aspectos, pero Vigo es mi primera opción».

Publicidad

Comentarios 0