Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
Publicidad

Suspendida la búsqueda de los desaparecidos del arrastrero «Mar de Marín»

Un equipo de GEAS de la Guardia Civil se había trasladado hasta la zona pero no han podido hacer la inmersión debido a las condiciones climatológicas. Este miércoles se reanudarán las labores para buscar a los marineros Manuel Domínguez Mallo, de Marín, y Alexander Nketiah, de Ghana. SIGA AQUÍ TODA LA INFORMACIÓN

La VozRedacción, 02 de abril de 2014. Actualizado a las 00:39 h. 69

0
0
0

Luto en las Rías Baixas tras una nueva tragedia en el mar. La colisión entre dos barcos esta madrugada en la Ría de Vigo se ha saldado con tres marineros muertos y dos desaparecidos, un ghanés y un gallego. El operativo de búsqueda se han centrado en el mar, dado que las condiciones climatológicas dificultan el trabajo de los medios aéreos y bajo el agua. Un equipo de buzos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas, GEAS, de la Guardia Civil, se han desplazado hasta la zona para realizar una inmersión en la zona donde se ha localizado el pecio, aunque finalmente no ha sido posible debido al tiempo.

Desde la Salvamar Mirach un grupo de buceadores de Salvamento Marítimo de la Base Estratégica de Fene, un sargento de los GEAS y 2 técnicos de la Universidad de Vigo han localizado mediante un sónar a las 12.45 horas el pecio del Mar de Marín a 57 metros de profundidad y a una distancia de 1,4 millas al SE del islote del Boeiro, al Sur de las Islas Cíes.

En las labores de rastreo, suspendidas al anochecer, colaboran también medios de Salvamento Marítimo, la Guardia Civil, Vigilancia Aduaner, Xunta de Galicia, Protección Civil y Policía Nacional. El epicentro de la búsqueda está en el área de A Serraleira, entre Cabo Bicos y Monte Furado, al sur de las islas Cíes. Otro equipo de buzos, pero en este caso de una empresa aseguradora privada, realizaron tareas de inspección en el otro buque afectado, el mercante «Blatic Breeze» para hacer una valoración de los daños. El barco se encuentra atracado en el Puerto de Vigo.

Una madrugada trágica

La colisición entre el mercante «Baltic Breeze» y el pesquero «Mar de Marín se produjo a las 2.45 de la madrugada. El primero trasladaba vehículos al puerto de Vigo y el segundo viajaba con diez tripulantes en dirección a la salida de la ría después de descargar las capturas. La tripulación del arrastrero de Marín estaba compuesta por diez personas, cinco de los marineros han sido rescatados con vida, por una lancha de vigilancia aduanera, que fue la primera en llegar a la zona.

Los Servicios de Salvamento y los pesqueros que faenaban en la zona han rescatado del agua los cuerpos sin vida de tres personas. Los marineros fallecidos son Alejandro García Castro, natural de Poio y vecino de Barro; Carlos Santos Villar, vecino de Cangas de 47 años, con 25 de experiencia en el mar y maquinista del pesquero; el marroquí Hassan Zigari, engrasador del Mar de Marín y vecino de Marín; los desaparecidos serían Manuel Domínguez Mallo, natural y vecino de Marín, y un ghanés, de nombre Alexander Nketiah.

Los cinco tripulantes del pesquero Mar de Marín que han sido rescatados con vida son Francisco Javier Pazó San Jorge, capitán del buque, Gonzalo Santiago Torres, Juan Ramón Santiago Torres, Gumersindo Marquez Avis y un biólogo, Nicolas Mira. El biólogo realizaba un trabajo para el Instituto Nacional de Oceanografía pero estaba contratado por una empresa, Investigación Planificación y Desarollo (IPD). Según la firma, el implicado se encuentra en estado de shock. No quiere, de momento, comparecer en público. Según las pocas explicaciones que le dio a la empresa después de ser rescatado, se encontraba durmiendo cuando sintió un golpe fortísimo y subió al puente de mando. Una vez allí embarcó en una balsa salvavidas y gracias a ello salió totalmente ileso del accidente, del que no fue consciente de más detalles.

Recogidos a las 5 de la madrugada por el armador

En el puerto de Vigo hicieron comparecencia el armador Francisco Freire y el portavoz de los armadores de Marín Juan Carlos Fragueiro, que aclararon que el barco arrastrero faena habitualmente entre el Miño y el Bidasoa, que descargan en el puerto más cercano. Los responsables aseguran que no se explican la colisión ya que todos los buques tienen un sistema AIS para conocer la ruta. El pesquero lo tenía encendido, es lo que se llama la caja azul y a través de la que esperan conocerse las causas del accidente.

Según detallaron, el barco estaba en perfecto estado y salía de Vigo camino a otro caladero a una velocidad adecuada. La comisión de investigación de accidentes marítimos tratará de evaluar las causas del accidente. Según contaron los supervivientes al armador, «el carguero se les vino encima».

Los supervivientes volvieron a sus casas en Marin a las 5 de la madrugada en la furgoneta del armador que fue a recogerlos. Freire contó que estaban muy abatidos por lo que ocurrió. Dicen que todo fue muy rápido, que el barco zozobró y cinco pudieron agarrarse y subir a las balsas y los otros se perdieron. Según explicaron, todos tienen mucha experiencia en el mar, el patrón llevaba entre 7 y 8 años en el cargo. El barco entró en servicio en 1989.

Operativo de búsqueda

A la zona se trasladaron a primera hora una lancha Salvamar, los remolcadores Ría de Vigo y María Pita, la patrullera Halcón así como dos helicópteros de Salvamento Marítimo Pesca 1 y Helimer 213 y otro más de la Xunta de Galicia. También participaron en la búsqueda otros diez barcos del cerco. Sobre las 8.15 las labores se centraban en hacer un barrido a 60 metros de profundidad entre Monteferro y Barra, en Aldán, Cangas.

Los cuerpos han sido trasladados al puerto de Vigo. La zona ha sido acordonada y se ha limitado el acceso. Hasta allí se han acercado familiares y autoridades, entre ellas, la conselleira de Facenda, ya que la de Pesca, Rosa Quintana, está en Bruselas. Los restos de los fallecidos han sido posteriormente llevados al Hospital Nicolás Peña, donde se procederá a realizar la autopsia. Hasta la zona portuaria se han trasladado diferentes autoridades y también familiares de la tripulación del «Mar de Marín», que están siendo atendidos por un equipo de psicólogos de la Xunta de Galicia.

La Conselleira de Facenda, Elena Muñoz, expresó en nombre del presidente de la Xunta las condolencias a los familiares de los fallecidos y desaparecidos.

El subdirector de los guardacostas de Galicia, Lino Sexto, confirmó que el barco esta localizado y que buzos de Geas rastrean la zona junto a 4 helicópteros.

Salvamento Marítimo ha efectuado un simulacro informático para intentar trazar el recorrido de los cuerpos, ya que es una zona de fuertes corrientes.

Colisión en la bodega

Aunque las circunstancias en las que se produjo el accidente aún no se conocen, parece que pudo deberse a una mala maniobra. Julio Alonso, patrón mayor de la cofradía de Vigo explicó que, según los datos de que disponía, todavía sin confirmar, «el carguero navegaba por su carril y el pesquero viró a babor».

El choque abrió un boquete en el pesquero, que se hundió en pocos minutos. Los marineros estaban en el puente. Los cinco supervivientes saltaron a una balsa salvavidas y pudieron ser rescatados por una lancha de Vigilancia Aduanera.

La posición del «Mar de Marín» parece que ya ha sido localizada a una profundidad de algo más de 50 metros frente a Monteferro. El carguero «Baltic Breeze», por su parte, procedía a entrar en la Ría de Vigo sobre las 10.30 horas, donde atracó pasadas las 10.50. Está previsto que la Guardia Civil suba a bordo a interrogar a los tripulantes del carguero, que tiene marcas de rascazos de la colisión en la proa.

El juzgado de Instrucción número 7 de Vigo , que finalizaba hoy su guardia a las nueve de la mañana, asume toda la investigación del accidente, que corre a cargo de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Vigo.

Los barcos implicados

El mercante Baltic Breeze es un buque cochero con bandera de Singapur que tiene 164 metros de eslora y acapacidad para 3.200 vehículos. El pesquero Mar de Marín es un arrastrero con base en Marín y 27 metros de eslora. La consignataria es la firma Bergé y Cía.

Los operadores y chárteres del mercante de transporte de vehículos «Baltic Breeze», con bandera de Singapur, explicaron, según recoge Europa Press, que lanzaron un buque salvavidas cuando se produjo el choque con el arrastrero. Al mismo tiempo, comprometieron su plena colaboración cuando se inicie la investigación.

En el comunicado conjunto, remitido por la compañía Wallenius Marine Singapur --propietaria del barco--, operadores y UECC --chárter del mercante de transporte de vehículos «Baltic Breeze»-, todos ellos muestran su conmoción tras el siniestro con el pesquero «Mar de Marín», que ha supuesto la muerte de tres tripulantes mientras otros dos permanecen desaparecidos.

Informan de que «aproximadamente a las 1,00 horas» de la madrugada de este martes el buque chocó con uno de pesca gallego, el «Mar de Marín», «a menos de 3 kilómetros del Puerto de Vigo».

«Los operadores están conmocionados por la pérdida de vidas y ofrecen sus condolencias más sentidas a las familias en este momento tan trágico», indica la nota. Además, subraya que «tanto los operadores como los chárteres cooperarán plenamente con la investigación de este incidente».

Su portavoz, Sheena Campbell-Royle, ha explicado, que por el momento la «prioridad absoluta» se centra en «las vidas humanas» y en «el dolor de las familias», que es «lo que más preocupa». En cuanto a las posibles causas del choque, ha comentado que «desafortunadamente» todavía «no se sabe nada», aunque ha constatado que se produjo de madrugada, «totalmente oscuro».

En este año 2014, este es el tercer naufragio con víctimas mortales de un pesquero gallego después del hundimiento del Santa Ana frente a las costas asturianas. Aún se busca a un marinero gallego desaparecido.

Información elaborada con las aportaciones de Diego Pérez, Soledad Antón, Marcos Gago, Alejandro Martínez, Mónica Torres y Enrique Vázquez Pita.

Publicidad