«El proyecto sigue abierto, dejé muchos de los desechos más interesantes sin tratar»

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Elisa González García (Vigo, 1991) es licenciada en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid. El año pasado ganó el concurso Locos por la ilustración! del Museo Thyssen-Bornemisza, que conmemora su 20 aniversario. Como premio expuso allí durante un mes además de ganar una beca para un curso en el Istituto Europeo di Design. Desde hace dos semanas se encuentra en Londres con una beca Erasmus.

-¿Cuál es su plan?

-Finalizar mi carrera en los próximos 5 meses en el Wimbledon College of Art de la University of the Arts London, realizando el proyecto de fin de grado. Estoy en el departamento de escultura. Me interesa aprender acerca de la instalación artística y nuevos medios. Últimamente estoy centrándome en el arte de contexto, acciones colaborativas, instalaciones y escultura.

-¿Ha desarrollado algún proyecto relacionado con lo que cuenta?

-Sí. Trata sobre la descontextualización y el cambio de percepción del espacio. Es una propuesta que realizamos íntegramente en Vigo y que empezó de manera casi casual junto con un grupo de amigos.

-¿En qué consiste?

-La idea inicial era atar hilos de lana al balcón de mi casa y lanzarlos a la plaza de la Constitución. Lo que empezó como anécdota se convirtió en proyecto al ver los resultados en las fotos: las lanas se elevaban desde los brazos hasta el cielo, sin saber dónde terminaban realmente. En verano planeo ampliar el proyecto y crear una propuesta colaborativa en Vigo, en la que participen todo el que se quiera implicar.

-¿Cómo hizo técnicamente las obras de Mutaciones?

-Fueron creadas en base a los bocetos y empleando medios digitales: tableta gráfica y el programa Art Rage. Técnicamente me interesaba que dibujo y fotografía se adaptaran mutuamente y se aunaran en una sola pieza, de forma que no se diferenciaran bien dónde empezaba una y donde acababa la otra. El proyecto sigue abierto, no solo gráficamente, sino en cuanto a que plantea a la sociedad un repensamiento del espacio. Ademas por problemas de tiempo, dejé muchas de las ruinas más interesantes sin tratar. La reflexión se basa en cómo reconsiderar un espacio urbano abandonado, cómo rehabilitarlo, cómo hacerlo útil o no.

Elisa González.
Elisa González.