La empresa denunciada por estafar a comunidades de vecinos gestiona 16.000 pisos en Vigo

Bautista Administradores calla mientras los afectados buscan una solución para recuperar el dinero desaparecido

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

La gestora de fincas urbanas Bautista Administradores era hasta ahora la principal de la ciudad. En el sector se reconoce que era la más importante y la que más comunidades gestionaba. La cifra que circula por Vigo hace mención a 400 en su cartera de clientes, una cifra sin duda importante y que le obligaba a mantener una importante estructura para atenderlas. Sus amplias oficinas se encuentran junto a la plaza de Isabel la Católica y hasta ahora contaba con más de una veintena de empleados, aunque se han producido bajas en los últimos días y los que siguen tienen retrasos en el cobro de sus salarios.

De acuerdo con la propia página web de Bautista, que se autocalificaba de «empresa líder del sector en Vigo», las comunidades a su cargo totalizaban nada menos que 16.000 pisos y locales en la ciudad. Ello supone que aproximadamente una de cada ocho era cliente de una empresa que atraviesa horas bajas. A una media de tres personas por piso la cifra total de afectados alcanzaría los 50.000, la sexta parte de la población viguesa

Aparte de gestionar estos miles de viviendas por medio de sus comunidades, también extendía su actividad al alquiler de viviendas y locales. En este caso la cartera de clientes, de acuerdo con su propia información por Internet, ascendía a un millar de pisos en alquiler.

Fondos que se evaporan

La gestión de esta sociedad discurría aparentemente con normalidad hasta que hace unos meses empezaron a circular rumores por la ciudad sobre presuntos impagos. Cuando se extendieron estos comentarios algunas comunidades reclamaron sus cuentas y los extractos de los bancos, comprobando que no coincidían.

La difícil situación económica en la que seguía operando se hizo pública a finales de enero, cuando dos comunidades de Doctor Canoa presentaron una denuncia en el juzgado acusándolo de varios delitos, estafa entre ellos. De inmediato surgieron comunidades por todas las esquinas de la ciudad dando cuenta de que les faltaba dinero, y que Bautista no les aclaraba nada a la vez que reconocía que carecía de fondos.

Para complicar todavía más las cosas, un funcionario de Hacienda acudió el jueves a la concentración de protesta convocada ante sus oficinas. El empleado público contactó con los presidentes para que el fisco les enviara posteriormente un escrito dando cuenta de que están embargados todos los créditos a favor de Bautista. Está confirmado que le adeuda 85.000 euros a Hacienda.

El presidente de Islas Baleares 33, una de las afectadas, se ha tomado la molestia de hacer cálculos sobre el descubierto de esta gestora, llegando a la conclusión de que puede superar los 7 millones de euros. La Voz ofreció en dos ocasiones a Bautista una entrevista para que diera a conocer su versión de lo ocurrido, pero no ha dado respuesta alguna.

Más información Selección realizada automáticamente