Audasa empezará a aplicar esta semana el descuento en la AP-9

El gasto en el aparato del telepeaje necesario oscila entre 27 y 86 euros

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

El Boletín Oficial del Estado activará hoy, o mañana como muy tarde, el inicio de los descuentos que disfrutarán los usuarios de la autopista del Atlántico en sus viajes de retorno en el eje Vigo-Pontevedra. La publicación del real decreto permitirá de manera instantánea que parte de los conductores dejen de pagar la mitad de sus recorrido y Audasa inicie la factura que cobrará al año siguiente.

¿Cuántos usuarios se beneficiarán de la rebaja?

Fomento y Audasa calcularon que el importe anual que dejarán de pagar los usuarios rondaría 2,5 millones de euros. Posteriormente se añadieron al acuerdo de descuentos los viajes entre Redondela y O Morrazo con Pontevedra y Vigo, con lo que la cifra será mayor. Se calcula en más de 2.000 viajes diarios los beneficiados por la rebaja.

¿Cuáles son las condiciones?

El descuento solo se aplicará a los conductores de vehículos ligeros y que además cuenten en sus coches con dispositivo de telepeaje. La medida no se aplicará los domingos ni festivos y el regreso tendrá que coincidir con el trayecto inverso a la ida y debe realizarse en el mismo día. En la factura mensual que remita la empresa que gestiona la cuenta del telepeaje se descontará el 75 % del viaje de vuelta, que se suma al 25 % que ya hacía Audasa por el mismo concepto en toda la AP-9.

¿En qué tramos?

La idea inicial contemplaba que el descuento solo afectase a los viajes entre Vigo y Pontevedra. Fomento añadió más tarde todos los itinerarios intermedios también, es decir los que se hagan con alguna de las dos ciudades desde O Morrazo (hacia Vigo ya es gratuito), Vilaboa y Redondela. Quedan excluidos de la rebaja los desplazamientos desde O Porriño, Tui o desde el enlace de O Val Miñor.

¿Cuánto cuesta el aparato de telepeaje?

Depende de la entidad con la que se contrate. Pagatelia, un portal web que opera para toda España, ofrece el precio más bajo para los dispositivos al fijarlo en 20,45 euros valedero por cinco años. A mayores se paga una cuota anual de mantenimiento de 6,15, o 1,10 los meses que se utilice, más 0,25 euros por cada recarga de saldo. NCG Banco lo ofrece a sus clientes por 36 euros y 6 o 12 euros anuales de cuota mantenimiento según sea de débito o crédito la cuenta. El precio más alto para el mismo aparato llega en algunos bancos a 50 euros y hasta a 36 más de cuota anual.

¿Quién soportará el importe de la rebaja?

El Ministerio de Fomento guarda un absoluto mutismo sobre cómo se compensará a Audasa el importe de lo que dejará de ingresar por la medida aprobada el viernes por el Consejo de Ministros. Según ha constatado La Voz, Gobierno y concesionaria han acordado que Audasa compute el número de coches que cada día se benefician por la rebaja en la que se llamará cuenta de compensación. Al final de año se sumará ese importe que deberá ser compensado directamente en el ejercicio siguiente con subidas de los peajes en todo el vial. Es decir, un viaje de ida y vuelta entre Vigo y A Coruña será gratis en el retorno en su trayecto final de Pontevedra a la ciudad olívica, pero los peajes del resto de tramos se incrementarán en la misma medida que los descuentos que se hayan realizado.

¿La medida puede ser revisable en breve?

Fomento y Audasa han acordado que en el 2016 se revisará el acuerdo en lo que se refiere a las obras que la concesionaria deberá hacer para mejorar la circulación en tramos como el puente de Rande. Para pagar esas obras el Gobierno de Zapatero autorizó a subir los peajes un 1 % cada año y durante 20 a mayores del IPC, pero ahora Ana Pastor permitirá a la concesionaria a elevar ese porcentaje si no fuese suficiente.

¿Cómo ha sido recibida la medida?

El PP ha manifestado una tímida satisfacción, mientras el PSOE pide que se haga urbano y por tanto gratuito desde Rande a Vigo, y AGE y BNG consideran que la decisión de Fomento es insolidaria con otras zonas, y costosa para todos los usuarios del vial que deberán sufrir más subidas de los peajes.