Científicos vigueses mejoran las conexiones inalámbricas

La Universidad participa en el diseño de un nanolink que aspira a revolucionar los circuitos integrados ópticos

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.
Los investigadores de la Universidade de Vigo, Fernando Obelleiro y Diego M. Solís. DUVI

La revista americana Optics Express acaba de publicar una comunicación sobre la optimización de un sistema inalámbrico del tamaño del grosor de un cabello usando nanoantenas directivas. El artículo es obra de los investigadores de la Universidad de Vigo Diego M. Solís y Fernando Obelleiro, del departamento de Teoría de la Señal y la Comunicación de la escuela de Telecomunicaciones. Estos han realizado la investigación con sus colegas del departamento de Tecnología de la Computación y la Comunicación de la Universidad de Extremadura, José M. Taboada, y Luis Landesa. Esta es la cuarta vez que los investigadores publican en esta revista de la Sociedad Americana de Óptica.

La revista señala que los conectores ópticos se convertirán en el punto clave en la nueva generación de circuitos integrados, es decir, los próximos chips ópticos a nanoescala. En este contexto, los enlaces nanoópticas inalámbricos que utilizan nanoantenas son presentados como una alternativa prometedora a los enlaces regulares de guía de onda plasmónica, cuya principal limitación es el rango de propagación debido a la absorción de metales y sus pérdidas.

«En los circuitos integrados habituales requiere una potencia desorbitada, porque el enlace físico es todo pérdida y poca transmisión. Si queremos hacer las cosas más rápidas tenemos que echar mano de velocidades ópticas», resalta Landesa.

Pronto se verá cómo el uso de estas nanoantenas directivas mejora la capacidad del enlace y su comportamiento con respecto a la no-directivas.

Las ecuaciones del estudio fueron pulidas en dos supercomputadores muestran un sistema más eficiente de enviar las señales por conductos minúsculos con menor calentamiento y pérdida de energía. Hacer esto, a escala minúscula es un logro de eficiencia y acerca a estos investigadores a terrenos donde es difícil transmitir señales entre dos puntos en escalas tan diminutas. Los miembros del grupo denominado Hemcuve confían en que será un nuevo camino a seguir y que redundará en mejores comunicaciones.

Más información Selección realizada automáticamente