Pleno de Vigo

Caballero aprueba los presupuestos a la tercera tras limitar el acceso al pleno

La Policía Local impidió acceder a los que protestaron por la mañana y en el pleno del lunes

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Pasadas a las 16,30 horas los votos del PSOE y del BNG sacaron adelante los presupuestos del Concello para este año. La polémica ha rodeado la sesión que tuvo que convocarse hasta tres veces, aunque la clave fue la actuación de los agentes municipales que limitaron el acceso. En la sesión de las 8,30 vetaron a los que habían protestado en la sesión del lunes, que fue levantada por el alcalde ante las interrupciones del público. Por la tarde, pasadas las 16,00 horas, no pudieron entrar ni los alborotadores del lunes ni los de la mañana de hoy.

Esta situación provocó una discusión entre el socialista Carlos Font y el nacionalista Xabier Alonso. Finalmente el BNG logró que el teniente de alcalde del PSOE autorizara la entrada de dos de los trabajadores de las contratas. A partir de ese momento todo discurrió con rapidez y los presupuestos se aprobaron con los votos de PSOE y BNG. Ante la ausencia de la socialista Carmela Silva, pese a su reciente reincorporación tras su enfermedad, el voto de calidad del alcalde resolvió el empate. Es el segundo presupuesto que aprueba el gobierno de Caballero con los votos del Bloque pese a encontrarse en minoría.

La Policía Local controló el acceso al pleno de hoy, iniciado a las 8,30, con una lista de personas que no podían acceder. A todas ellas se les explicaba que existía un decreto que les prohibía el acceso y que si no estaban de acuerdo acudieran al juzgado.

Pese a ello entraron al salón de plenos trabajadores de contratas que empezaron a gritar a los pocos minutos y el alcalde suspendió inmediatamente la sesión.

Los asistentes acusaron al alcalde de comportarse «como Pilar Rojo y eso que es socialista». Al segundo intento fallido el alcalde levantó la sesión y empezó una reunión de los portavoces de los tres grupos políticos.

Esta suspensión se produce solo dos días después de que las protestas obligaran a trasladar de fecha la sesión. A media mañana hay prevista una junta de portavoces para tomar una decisión respecto a la sesión plenaria, que pretendía debatir la aprobación de los prespuestos municipales.

Ante la suspensión del pleno permanecieron en el salón de sesiones el grupo de trabajadores de contratas municipales que protagonizaron los gritos que llevaron al alcalde a levantar la sesión. Caballero se reunirá esta tarde con la junta de portavoces para decidir qué hacer. Para el alcalde la sesión es importante ya que incluye la aprobación definitiva del presupuesto del 2013 y precisamente por ello la clave reside en lo que haga el BNG en la hipótesis de Caballero pretenda celebrarla a puerta cerrada. Previsiblemente la oposición, BNG y PP, se opondrán. Además, esta polémica local coincide con la del Parlamento gallego, donde PSOE, BNG y AGE presionan al PP por impedir el acceso de invitados.

Los vecinos que se han acercado para protestar han abandonado la sala y han denunciado que en toda la mañana no pudieron acceder a los aseos porque les advirtieron que no podrían volver a entrar.

Oposición

Desde la oposición han asegurado hoy que no están dispuestos a que el pleno se celebre a puerta cerrada. La portavoz del BNG, Iolanda Veloso, aseguró de forma tajante que «non permitiremos que se celebre a porta pechada».

El PP ha sido más discreto y ha asegurado que respaldarán al alcalde para la celebración de los plenos pero «hay muchos colectivos que necesitan ser atendidos». Por su parte el gobierno ha negado la existencia de listas negras.

Comentarios
Opinar
*Todos los campos son obligatorios ( Normas de uso )
Datos personales
Opinión