Comuneros de Teis reclaman en el juzgado el pago de A Madroa

Los 75.000 metros más los intereses pueden costarle al Concello 7 millones

El presidente de los comuneros de Teis, Eduardo García, en una de las fincas de la entidad.
El presidente de los comuneros de Teis, Eduardo García, en una de las fincas de la entidad.

Vigo / La Voz

Creen que la paciencia tiene un límite y que la suya lo ha superado con creces. Casi cuatro años después de que el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia fallase que 75.000 metros cuadrados de A Madroa ocupados por el Concello son de propiedad de los comuneros de Teis, el gobierno municipal no se ha puesto en contacto con ellos y, a juzgar por las circunstancias, tiene poca intención de hacerlo.

Cansados del desprecio a sus propuestas de negociación, los comuneros han solicitado a través del juzgado que el Ayuntamiento inicie el expediente de expropiación de la parcela. Si a ello se suman los intereses de demora, podría costarle siete millones de euros.

Antes, la comunidad de montes lo solicitó por las buenas a la propia administración local y sugirió establecer un canon asumible por ambas parres y sensiblemente inferior a lo que correspondería por ley. El Concello se negó a pagarlo en rotundo, igual que a negociar. Solo advirtió que si lo expulsaban del terreno tendrían que indemnizarlo por las instalaciones construidas en ese espacio.

No hubo respuesta a los cuatro escritos enviados a la alcaldía por los vecinos ni a la propuesta remitida al concejal de Parques y Jardines.

Los comuneros lamentan la «actitud obstruccionista» del gobierno municipal porque, a su juicio, los que saldrán perdiendo serán los ciudadanos vigueses de los que proceden los fondos con los que tendrá que pagar, explica el presidente de la entidad, Eduardo García. «O expropia o se va de los terrenos porque los está ocupando de forma ilegal», añade. Lamenta tener que adoptar esta actitud por la irresponsabilidad política, «porque va a suponer una broma». No quiere pensar que se trata de un caso de discriminación hacia Teis, sino más bien de una falta de respeto y de mala aplicación del poder. «Si no tienes una definición política clara te consideran enemigo, no hay seriedad ni rigor; pesa más la inversión para sacar un rendimiento político», añade Eduardo García.

Buena muestra de la actitud que el Concello mantiene con los comuneros es que no solo no ha querido negociar con ellos ni pagar los terrenos como ordenó en sentencia firme el TSXG, sino que intentó cobrarles el Impuesto de Bienes Inmuebles por el campo de futbol de Sampaio, situado en los terrenos en litigio.

La administración local valoró en 400.000 euros el estadio, lo que equivalía al pago anual de 5.900 euros por el IBI.

De nuevo los comuneros tuvieron que recurrir al juzgado. Finalmente ganaron el contencioso administrativo al estar exentos los montes comunales de pagar este impuesto. Previamente tuvieron que depositar 24.000 euros como aval, en la actualidad en proceso de recuperación.

El Concello ocupó los terrenos comunales, no solo con los campos de fútbol de Sampaio y Candeán. En esos 75.000 metros cuadrados también está situado el zoológico, los 4.000 metros de los campos del Celta y la estación de bombeo que da servicio a Candeán. Todo ello se encuentra segregado en la actualidad y a ello se suman 15.000 metros cuadrados ocupados por viales.

Sentencia reciente

Por si esto fuera poco, la comunidad de montes de Teis ganó recientemente otro litigio al Concello, en este caso por el uso de 6.390 metros cuadrados, también en A Madroa. La parcela, lindante con el zoo, es ocupada por el Ayuntamiento para depositar restos de podas o abonos.

Curiosamente en este caso el alcalde dio la razón a los comuneros una vez emitida la sentencia y confirmó que el Concello dejaría de utilizar esa finca.

Para la comunidad de montes esto es un anacronismo, ya que no entiende cómo Abel Caballero acata esta sentencia públicamente y no quiere saber nada de la anterior.

Votación
3 votos