Nueve vigueses cumplen condena realizando trabajos sociales para la Iglesia


Vigo / La Voz 18/11/2012 07:05 h

La Pastoral Penitenciaria de Vigo tiene ocupadas nueve plazas en las que los condenados generalmente por pequeños delitos de tráfico realizan trabajos en beneficio de la comunidad. Fregar el piso de acogida de los presos de permiso o cortar el jardín exterior del asilo de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados de Alcabre son algunas de las tareas.

Hasta 9 condenados hacen sus trabajos sociales para la Iglesia pero, según el capellán de la cárcel de A Lama, Isaac Vega, llegaron a cubrirse más de 20 plazas en el programa. El candidato al puesto, que nunca está en prisión, debe pasar una entrevista con los responsables de la Pastoral Penitenciaria, que le explican el tipo de trabajos a los que optan. Arreglos en parroquias, faenas en el asilo de Santa Marta o en el piso de acogida de la calle Aragón, donde 35 reclusos están en lista de espera, figuran entre los destinos.

Pero, a veces, los sentenciados desaparecen y no vuelven por la parroquia. El capellán penitenciario compareció como testigo el pasado jueves en una vista en el juzgado de lo Penal número 2 de Vigo al joven E.J.J. acusado de quebrantar la orden de realizar 126 jornadas de trabajo para instituciones de la Iglesia. Solo acudió 24 días y la Fiscalía pide ahora condena por incumplimiento. El implicado tampoco se presentó a su propio juicio.

Votación
0 votos