Vente a Alemania, Baixo Miño

La comarca ha recibido en mes y medio 400 currículos de personas interesadas en subirse al imparable tren del mercado laboral germano

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

La inmensa mayoría de los nuevos emigrantes aún no habían nacido cuando Alfredo Landa abrió camino en la década de los setenta. Sin embargo, hay cerca de 400 en la comarca de O Baixo Miño que también hacen maletas para buscar en Alemania una alternativa laboral. Casi medio siglo después de que Pedro Lazaga inmortalizara aquella aventura en Vente a Alemania, Pepe, comienza su remake menos cómico.

O Rosal abría la puerta en marzo. A principios de ese mes y, como municipio colaborador en el convenio suscrito entre Padrón y un distrito de Baviera, seleccionaba jóvenes de entre 20 y 35 años. Dos días después, Tui y la oficina de empleo de la comarca de Gütersloh entablaban línea directa diversificando mucho los perfiles.

Ayer sumaban entre los dos municipios más de 350 currículos en mano. En la agencia de empleo rosaleira ya se contabilizaron las doscientas solicitudes hace días y esta semana han salido desde la agencia de desarrollo local de Tui, los primeros 150 currículos para Versmold, según confirmó el regidor local, Moisés Rodríguez Pérez.

Pero también hay quienes ya están en destino. Dos jóvenes de A Guarda aterrizaron la semana pasada en Vechta, una ciudad del Estado Federal de Baja Sajonia y su llegada no pasó desapercibida. El periódico Oldenburgische Volkzeitung se hizo eco del aterrizaje de Jorge Alonso y Manuel Pérez. Fueron imagen de portada, al lado del mentor mejor cualificado que les podría haber acompañado, Germán Moa. En el titular del texto que acompaña la página: «Olé, los españoles están aquí». En su interior hablan de Germán Moa, porque este vigués de nacimiento, emigró allá con cuatro años y no regresó a Galicia hasta tres décadas después. Desde A Guarda, donde vive en la actualidad, favorece los enlaces con un empresario alemán, «un amigo desde la infancia», que se dedica a buscar personal cualificado para cubrir vacantes en Alemania. Los primeros en embarcarse han sido Jorge y Manuel, quienes según explica Germán Moa, «ya están trabajando en una empresa metalúrgica». Tanto ellos como los próximos seleccionados, añade, volarán con contrato de trabajo por seis meses y viaje pagado. Agotado ese tiempo, el vínculo laboral se ceñirá al que establezcan empresario y trabajador. No es necesario saber hablar alemán, «porque allí se le facilita también el aprendizaje, al igual que la búsqueda de un lugar para alojarse y que deberá sufragarse eso sí el usuario».

Con urgencia buscan un médico especialista en salud laboral y, por otra parte, diez soldadores con titulación en soldadura MAG. Estos últimos son para un contrato inicial de tres meses, de julio y septiembre aunque, para ellos está cubierta, además del viaje, la estancia completa. Entre los perfiles más demandados están los de eléctricos industriales y técnicos de mantenimiento industriales. Los interesados tienen que tener titulación.

Contactar con Germán Moa es posible a través del correo l.o.z.gmbh@hotmail.com

Para la zona de Baja Sajonia urgen un médico de salud laboral y diez soldadores

En ningún caso es preceptivo saber alemán y se facilita la búsqueda de piso

Un periódico local recogió la llegada de los guardeses con un «Olé» en portada. galicia suroeste