El arte de cubrir la ciudad con lana ya cuaja en Vigo

Un grupo de artistas realizará una acción en una estatua este fin de semana


vigo /la voz

Las abuelas están de enhorabuena... y las nietas, ¡también! Vuelve la calceta, pero en versión contemporánea, así que sacar las agujas de hacer punto ya no tiene por qué ser un acto que se disfruta en secreto, como quien fuma a escondidas. Hace años que en medio mundo los dedos de millones de mujeres (y de unos cuantos hombres valientes ajenos al qué dirán) se mueven a un ritmo endiablado para realizar figuras textiles que van desde el simple trabajo casero para vestirse, adornar prendas o decorar la casa, hasta magníficas creaciones que pueden envolver cualquier tipo de objeto urbano, desde árbol o un banco en la calle, a un autobús o un puente. Esta última tendencia, mucho más espectacular, se conoce como Yarn Bombing y nació como una forma de protesta para múltiples causas. Desde luego, la atención la llama, pero además, no daña el medio ambiente ni produce desperfectos en la propiedad privada o pública.

En medio mundo las labores de punto llevan años, pero en Vigo está empezando a cuajar, y con fuerza, a través de proyectos como Home Made y Crocheteando en Vigo.

Ana Tenorio y Marta Ibáñez son las entusiastas artífices de este renacer lanero, que en octubre del año pasado se lanzaron de cabeza dispuestas a liar la madeja para el alias de Home Made y el blog homemadetalleres.bolgspot.com.es. promoviendo el «hazlo tú mismo», o en este caso, tú misma, porque reconocen que, al menos hasta ahora, solo hay mujeres en sus cursos.

«Amigurimi»

Como cuenta Marta, este resurgimiento tiene un gran éxito entre las nuevas generaciones «porque se trata de hacer cosas muy actuales. A mí me enseñaba mi abuela y me aburría, y lo mismo le pasaba a mucha gente que ahora disfruta con esto y que además, le muestran a sus abuelas lo que hacen y alucinan». Marta se enganchó a la calceta creativa tras asistir a un curso de amigurumi que impartía Ana.

El amigurumi, por cierto, no es cómo se dice amigo en vasco sino una técnica japonesa para coser muñecos. Ana Tenorio ya tenía experiencia en la materia, y como Tía Nuna, llevaba ya un tiempo ofreciendo sus labores de artesanía a través de su web.

Pero hace ahora casi medio año decidieron juntarse para el proyecto Home Made, que incluye un amplio programa de talleres de amigurumi y ganchillo, bordado, aguja mágica, estampación casera, calceta, big crochet y más cosas que realizan en el Centro Cívico de Teis hasta que abran su tienda taller.

Después crearon en Facebook con sus alumnas la página Crocheteando en Vigo, para poder estar en contacto e intercambiar ideas y patrones, y ahora tienen en proyecto abrir una tienda online y protagonizar lo que ellas llaman su primera acción lanera, que viene siendo una versión soft del Yarn Bombing porque no tiene ningún ánimo revindicativo, sino lúdico.

Cubrir un monumento

La acción consiste en que este fin de semana van a cubrir un monumento de Vigo con un gran manto de lana de 4x2 metros, que llevará cosidos encima muñequitos de ganchillo relacionados con la temática de la estatua.

«El problema -cuentan- es que quisimos hacerlo bien, fuimos de cívicas, pedimos permiso al Concello de Vigo y nos lo han denegado». Las organizadoras se lamentan de no contar con el respaldo del ayuntamiento, pero no quieren echarse atrás. «Lo haremos igual», afirman, «porque nuestra intención no es reivindicativa. Pretendemos ofrecer a la ciudadanía un momento simpático y con respeto hacia la obra del autor», aseguran.

Votación
10 votos
Etiquetas
Arte Vigo ciudad Comercio electrónico Comarca de Vigo