El Concello de Oia no investigará un posible fraude del Talaso

«Que compruebe la Xunta si nos engañaron a nosotros o a ellos» dice el alcalde


oia / La voz 18/03/2011 06:00 h

El Concello de Oia no investigará un posible fraude del Talaso al Concello de Oia ni pedirá explicaciones a la sociedad Balneario del Atlántico por haber certificado un presupuesto de las obras muy inferior al declarado a la Xunta y al Igape con el objetivo de reducir el pago de tasas municipales.

Los promotores del proyecto se ahorraron de esta forma el pago de más de 160.000 euros a las arcas municipales. El actual gobierno municipal no quiere saber nada del asunto. «Tendrá la Xunta que comprobar si nos engañaron a nosotros o a ellos, si es que han engañado a alguien», declaró ayer el alcalde del PP, Alejandro Rodríguez.

«Nosotros no vamos a revisar esto porque se remonta a hace más de una década y estamos muy ocupados en otros asuntos», confirmó ayer el regidor popular de Oia. Rodríguez no desempeñaba este cargo cuando se tramitaron los permisos en la casa consistorial. Fue el ya fallecido Álvaro Miniño quien otorgó las licencias de construcción a la sociedad Balneario del Atlántico durante su último al frente de la alcaldía de Oia.

El grupo municipal socialista no comparte la actitud del equipo de gobierno de mirar hacia otro lado y reclama una averiguación.

El portavoz, José Antonio Olmedo, manifiesta que debe llegarse en este caso hasta el fondo de la cuestión, dado que aunque las presuntas irregularidades que se cometieron habrían prescrito ya, debe aclararse todo por una cuestión moral, dado que es mucho el dinero el que se habría defraudado a las arcas municipales, que hubieran servido para paliar algunas de las múltiples carencias que tiene el Ayuntamiento de Oia.

«El gobierno municipal tiene la obligación de gestionar eficazmente los recursos, por tanto si hay indicios de fraude, no tiene que hacer la vista gorda y, como mínimo, debería comprobarlo», manifiesta Olmedo. Está convencido de que los técnicos municipales tenían que haber advertido la situación cuando los promotores de la obra presentaron el proyecto en el Ayuntamiento para solicitar la licencia.

Olmedo declaró que los promotores del Talaso siempre intentaron pagar lo mínimo posible al Ayuntamiento. «Recuerdo una propuesta de convenio que no llegó a ser aprobada para el parque de enfrente del hotel que tenía trampa; a cambio de arreglar ese área y entregarlo al concello, pedían la exención del pago de las tasas correspondientes a la licencia municipal, siempre han jugado con ese baza de pagar cuanto menos mejor», afirmó.

En opinión de este portavoz del grupo municipal del PSOE existió un fraude aún mayor con la promoción de este proyecto, ya que asegura que no encajaba con el espíritu de la línea de subvenciones, que estaba centrada en la promoción del termalismo y no en la creación de hoteles.

Inaugurado en 2003

El complejo fue inaugurado en el año 2003 como uno de los establecimientos turísticos más novedosos porque incluía en su oferta la posibilidad de disfrutar de las propiedades terapéuticas del agua del mar. Fue el primero de estas características que abrió en Galicia.

Un emisario submarino recoge las aguas del mar y las impulsa hasta el centro de talasoterapia, donde se calientan para los tratamientos termales. La oferta de talasoterapia se complementa con un lujoso hotel, una taberna y un restaurante donde se ofrece una cuidada gastronomía.

Además dispone de un parque infantil con cuidadores para que los padres puedan dejar a los hijos mientras reciben los tratamientos termales. Sin embargo, el futuro del complejo está en entredicho debido a una sentencia firme del TSXG que anula las licencias. Los denunciantes solicitarán la ejecución forzosa del fallo judicial, lo que implica el derribo de los inmuebles.

Votación
3 votos