Proyectores sin estrenar por falta de enchufes en las clases


La lista de los padres del Fermín Bouza Brey continúa. Cada dato es una nueva cucharada de ironía. Los armarios guardan proyectores sin estrenar porque en las aulas no hay enchufes. «De las pizarras electrónicas, como las de los demás colegios, ya ni hablamos», recuerdan desde el Anpa. Esta es solo una de las consecuencias de los fallos en el sistema eléctrico que tienen que sufrir los niños.

Los cortes de luz son constantes en cuanto se enciende algún ordenador a mayores en el aula de informática y según los padres la instalación fue declarada no apta en su momento. Desde entonces han solicitado ayuda para una mejora, pero el proyecto prometido desde el gobierno local se quedó en un cambio de los cuadros eléctricos, que estaban mal aislados y al alcance de los niños.

No todos son malas noticias, según se mire. Este año cuentan con calefacción, después de muchos cursos de protestas. Claro que como las ventanas están viejas, no aíslan adecuadamente y debido a los problemas de humedades tienen que colocar durante las noches aparatos para tratar de paliarlas. «Por lo menos no tienen que estudiar con abrigo, como otras veces», se lamentan los afectados, preocupados por la salud de los más de 600 pequeños. Por ese motivo también se alertan porque los protocolos de la gripe A son incumplidos de forma reiterada en el centro.

Para empezar, solo dos personas se encargan de la limpieza de las instalaciones, una de ellas a media jornada, por lo que están desbordadas de trabajo. Ante esta situación las medidas de limpiar con especial precaución teclados, ratones, pomos de puertas, barandillas y otros puntos que están en continuo contacto con las personas se vuelven imposibles. Más aún la de airear las aulas, teniendo en cuenta que el mal estado que presentan las ventanas impiden que algunas se puedan abrir.

«Los pequeños no pueden usar las piletas de los baños para lavarse las manos porque se supone que eso agravaría los desbordamientos de aguas fecales. Así que con eso incumplido, lo del protocolo por la gripe A es imposible. En las clases repartieron toallitas y colocaron soluciones para las manos, pero ni son obligatorias ni se vigila que se usen, así que no supone ninguna mejora», protestan los padres afectados.

Votación
1 votos
Tags