«Algún chico viene a ponerse un 'piercing' y se compra un vaquero»


21/04/2009 02:00 h

Hay una tienda en la que se pueden matar tres pájaros de un tiro: comprar ropa, ponerse un piercing y hacerse un tatuaje. Una chico, o de más edad, puede salir luciendo un pantalón vaquero, un pendiente en la oreja y un dibujo en el cuello. Lo mismo una joven que una mujer de más edad. Para las modas da lo mismo el sexo que los años. Todo depende del gusto y del atrevimiento de cuada cual. Pero también podrán contar con el asesoramiento de Teresa Piñón Pereira (44 años). Es la propietaria de Blackbull, en el número 168 de Gran Vía. Afirma que se hizo uno en la lengua y que no le molesta para nada. «Algún chico viene a ponerse un piercing y también se lleva un pantalón vaquero», manifiesta. Ella se encarga de la ropa y, para lo otro, cuenta con un especialista, siguiendo todas las normas de higiene y seguridad. -¿Cómo se le ocurrió montar una tienda con ese tipo de complementos? -Me había pedido una amiga que me quedará yo de sustituta. Luego no se reincorporó y el dueño prefirió cederme a mí el traspaso de la tienda. Esa fue la primera que tuve en la calle Falperra. Al año siguiente, la puse en la calle Carral y en la plaza Elíptica (ambas con este mismo nombre). Pero solo me quedé con esta de Gran Vía, que ya lleva cinco años. -¿Por qué tipo de ropa apuesta? -Cuando empecé en 1995, aposté por la ropa de segunda mano, que eran chaquetas de piel de los años setenta y ochenta. Pero hoy día lo que tengo más fuerte es ropa vaquera de una determinada marca comercial. Además, hice basé mi propuesta en el concepto autlet, lo que me permite ofrecer marcas de primera a mitad de precio. Se trata de ropa de firmas para vender fuera de temporada, o bien muestrarios. -¿Para qué clase de clientes? -Hay ropa para gente que viste tradicional o para roqueros. Tenemos de todos los estilos y para cualquier edad, tanto en hombres como en mujeres. -¿Lo que más vende? -Sobre todo ropa deportiva, desde camisetas al típico vaquero. -¿Qué moda viene para la primavera? -Vuelve con fuerza el color y muy variado, porque se llevan todos. El estilo está un poco enfocado a los años setenta, como es el típico de los hippies. Vienen las flores y las rayas. -¿Los vaqueros? -Ya no se llevan con tanto adorno, ni en forma de pitillo, sino más sencillos. -¿Tiene prendas exclusivas? -Sí, ropa para las mujeres de la artista Irisarri, que es innovadora y exclusiva. Ella misma la pinta. -¿Alguna anécdota? -Una vez vino un chico a comprar un pantalón vaquero y le gustó uno de chica. Se lo probó, dijo que le quedaba bien, y lo compró. Se fue encantado. -¿Vamos a lo unisex? -Hace dos años venían muchos chicos a comprar camisetas de color rosa y aún se venden. -¿Qué otras cosas ofrece? -Todo tipo de complementos, como zapatos, bolsos y bisutería. Ahora están muy de moda los broches.

Votación
0 votos