La salina mejor conservada de toda Galicia


30/10/2008 02:00 h

Desde la calle Pontevedra hasta donde finaliza la calle Rosalía de Castro se extendía hace 1.800 años un inmenso campo de obtención de sal al servicio de la administración romana. El yacimiento ha ido saliendo a la superficie poco a poco. Ya hace años, durante la excavación realizada en la antigua calle Hospital, se detectó su presencia. Posteriormente, cuando se planeó la construcción del centro de salud de la calle Rosalía de Castro volvió a aparecer. En este lugar se construye actualmente un centro de interpretación que podría ser visitable a comienzos del próximo año.

Pero la gran sorpresa llegó cuando se iniciaron los trabajos previos a la apertura de la calle Rosalía de Castro a García Barbón. Allí se pudieron comprobar las verdaderas dimensiones del campo salinero.

En los niveles de arena, ya se hallaron restos cerámicos vinculados al período republicano. Sobre estos, apareció una serie de tanques de cristalización que tienen la peculiaridad de mostrar un excelente estado de conservación. Sus dimensiones, convirtieron a estas salinas en las mayores de toda Galicia, aunque también habría que decir que son las detectadas más al norte en nuestra comunidad. Incluso, hay autores que afirman que más al norte no se explotó este sistema de obtención de sal en toda Europa.

Hipótesis del abandono

Esta explotación fue abandonada en torno al siglo III-IV. Las razones de su abandono no están claras, y sigue el debate abierto entre quienes lo relacionan con una hipotética ruptura del comercio internacional debida a la inestabilidad que provocaron los movimientos de los pueblos bárbaros. Aunque hay otros autores que también relacionan este abandono con una fluctuación del nivel del mar. Por encima de este nivel aparecieron restos habitacionales y una necrópolis dispersa posiblemente datas en torno al siglo IV.

Votación
4 votos