Julio Verne universalizó la ría al convertir el tesoro de los galeones en el cajero automático de Nemo


Pero, el mejor portavoz de la batalla de 1702 ha sido Julio Verne. El escritor francés puso a la bahía de Vigo en la literatura universal, el mejor escaparate para promocionar cualquier lugar.

Debemos situarnos en el capítulo octavo del libro Veinte mil leguas de viaje submarino (1866). El capitán Nemo le relata a Arronax el contexto de la Batalla de Rande. Le explica que hubo una guerra debido a la sucesión dinástica al trono español. Que una flota procedente de América transportaba un valioso cargamento y que, debido al sitio que al que estaba sometido Cádiz, se vio obligada a desviarse hacia Vigo, lugar donde tiempo después fue atrapada por un combinado anglo-holandés y destruida.

El capitán Nemo acudía regularmente a la bahía de Vigo para saquear los supuestos tesoros hundidos durante la batalla. Era la forma de financiar sus expediciones libertarias.

Julio Verne visitó Vigo tiempo después de haber publicado el libro. Dicen las crónicas locales que el escritor francés conoció a Antonio Sanjurjo Badía, con el que compartía la extraña atracción por el mundo subacuático. Sanjurjo inventó un artilugio que permitía inmersiones y que hoy se puede ver en el Museo del Mar.

Votación
2 votos