Imagen:

La crisis hunde un 57% el ahorro y la petición de créditos de los vigueses

Los 900 millones al trimestre que se pedían a los bancos para invertir han caído a 400 en apenas medio año


La petición de créditos en la provincia de Pontevedra y el ahorro en las cuentas bancarias han caído simultáneamente un promedio del 57% en los últimos meses del año 2007, un preocupante bajón sin precedentes desde hace más de tres años, según se desprende de los datos trimestrales publicados por el Banco de España. Los datos confirman que los ciudadanos ya se olían hace varios meses que se avecinaba una crisis, de la cual, quizá, no se conozca aún su peor rostro.

Así las cosas, durante el primer semestre del 2007, los vigueses aumentaron intuitivamente su ritmo de ahorro frente al promedio de años anteriores. Concretamente, entre enero y marzo, depositaban en cajas y bancos de la provincia 124 millones de euros mensuales, mientras que entre abril y junio, fueron 160 millones mensuales.

En la actualidad, el giro ha sido radical en apenas tres meses. El ritmo de ahorro ha descendido desde los 160 millones mensuales, a los 96 millones, una cifra un 60% inferior que los analistas achacan al temor desde mediados del año pasado a una crisis que, ahora sí, ya está encima.

Por el momento, se ignora, si el ritmo de menor ahorro seguirá aumentando, dada la dificultad de las familias para llegar a fin de mes. En conjunto, al final del año anterior los ciudadanos disponían en bancos y cajas de la provincia de Pontevedra un total de 12.634 millones de euros, frente a los 12.345 de mediados de año. Solo tres meses antes, es decir, a principios del ejercicio, poseían 11.861 millones de euros.

Dinero y pisos caros

Respecto a los créditos solicitados, también se ha registrado un notable decaimiento respecto a tan solo hace seis meses. Fruto de la desconfianza de los bancos y cajas para conceder dinero -al menos, no tan alegremente como hace solo seis meses- y de la imposibilidad por parte de los consumidores de acceder a los préstamos para pagar una vivienda, (dada la carestía del dinero y de los propios inmuebles), la evolución ha sido la siguiente: si a mediados del año 2007 se pedían créditos por valor 900 millones de euros cada trimestre, según el Banco de España, en la actualidad la cifra ha descendido a 409 millones. Es decir, que de los 300 millones de euros por mes se ha pasado a 136 millones mensuales (un 55% menos).

La cifra de la deuda conjunta de los pontevedreses ante cajas y bancos es superior a los 22.770 millones de euros. El recorrido para llegar a esta voluminosa cifra ha sido de 21.536 millones hasta marzo y de 22.361 hasta junio del 2007. La desaceleración también ha sido evidente en los últimos meses, en aras de no comprometerse económicamente a pagar el coste de una vivienda sobrevalorada en al menos un 25% y a cargarse financieramente con el precio del dinero más alto desde mediados del año 2006.

No tan endeudada

Con todo, un cruce de datos del Banco de España y del padrón de habitantes 2007 del Instituto Nacional de Estadística (INE) realizado por La Voz, deja claro que la provincia de Pontevedra no es una de las más endeudadas de España. Ocupa el puesto 33 de 52 provincias, con una deuda per cápita de 24.028 euros, bastante lejos del promedio nacional, que es de 36.363 euros por cabeza. Lo cierto es que del cruce de datos resulta simplemente una media, y que cientos de familias pueden tener deuda cero , y, sin embargo, otras miles estar cargadas de préstamos hasta límites casi imposibles.

A la luz de la comparación de las estadísticas, puede decirse que la provincia de Madrid, con casi 66.000 euros por cada habitante, es la más endeudada, seguida de Barcelona, con 46.708 euros per cápita. Las provincias menos endeudada son Lugo y Ourense, con algo más de 14.000 euros por habitante.

Votación
0 votos
Etiquetas
Banco de España INE