El teléfono fijo se hace móvil

Los terminales para casa se conectan a Internet, tienen gigas de memoria, 3G, wifi y todos los extra de los celulares

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

Los teléfonos fijos han dejado de ser un producto indispensable en los hogares, aunque las creaciones de las distintas compañías hagan que el objeto sea muy deseable. Hay, por resumirlo en grandes grupos, dos tipos de teléfono: el tradicional o retro, donde predomina la función de llamada y se presta especial atención a su apariencia; y el smartphone, que tiene manos libres, pantalla táctil y hasta conexión a Internet, tecnología al servicio de la llamada en fijo.

Este grupo de teléfonos juega en otra liga. Ahí se encuentran el PRX110 y el PRX150, los nuevos terminales de Panasonic. Son como smartphones, de pantalla táctil con sistema Android, es decir, se puede navegar con ellos, recibir correos, entrar en las redes sociales... hasta se pueden usar fuera de casa gracias al 3G; su precio es alto, de 160 a 200 euros dependiendo del modelo. Panasonic también ha sacado un híbrido más asequible, el KX-PRW110 (90 euros), un inalámbrico con una pantalla de 2,2 pulgadas y 300 entradas de agenda que, mediante una app (para Android e iOS), se enlaza con hasta cuatro smartphone o tabletas de tal modo que se puede llamar físicamente desde el móvil pero a cargo de la línea fija.

Otro modelo de última generación es el Gigaset SL930A, al que no le falta detalle: una memoria de 4 gigas (ampliable con tarjetas), 3G, pantalla de 3,2 pulgadas y wifi para instalar diferentes app de Google Play; el precio es acorde con su diseño smartphone (199 euros).

De la misma marca es el Gigaset S820 (140 euros) algo más sencillo que el anterior. Sí permite almacenar 500 contactos y se conecta por Bluetooth al ordenador para aprovechar los contactos del Outlook; tiene alarma, calendario y agenda.

Claro que quien no desee complicarse la vida con el teléfono de casa, puede optar por un modelo como el Retro Elegance de SPCtelecom (30 euros), con pantalla iluminada, manos libres, identificación de llamada y ocho timbres; el SPCtelecom 790 (80 euros), que en la base tiene un marco de fotos digital; o el Swissvoice L7, de estética setentera y en el que terminal y base son interfonos.

Más información Selección realizada automáticamente