El nuevo Windows no impide el bajón de Microsoft

Los beneficios de la empresa cayeron un 3,7 % el pasado año

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.

El estreno de Windows 8, la tableta Surface y los teléfonos Windows Phone 8 en el último trimestre del 2012 no impidió que el beneficio neto de Microsoft cayera en términos interanuales un 3,7 % durante ese período hasta los 6.377 millones de dólares, según ha informado hoy la empresa.

El resultado se vio lastrado por la crisis de demanda que atraviesa el sector del pecé, la fuerte inversión en marketing, el cercano fin del ciclo de vida de productos como la consola Xbox, y las propias limitaciones de distribución de una compañía que espera ver los frutos de su renovación en el largo plazo.

Aún así, Microsoft ha vendido hasta la fecha más de 60 millones de licencias de Windows 8 y sus ingresos entre octubre y diciembre crecieron un 2,7 %, hasta concluir el trimestre en 21.456 millones de dólares. «Estamos en una fase inicial del ambicioso plan para reimaginar Windows y esto es un continuo aprendizaje», comentó Peter Klein, el director financiero de Microsoft, en una teleconferencia con la prensa en Estados Unidos tras dar a conocer el balance.

La entidad no ofreció cifras de ventas de su tableta Surface ni de la adopción de Windows Phone 8, aunque el consejero delegado Steve Ballmer indicó que habían despertado «un creciente entusiasmo» entre los consumidores y «una oportunidad sin precedentes» para los socios y desarrolladores de software.

La tableta Surface en su versión Windows RT debutó en EEUU en octubre y el próximo mes saldrá a la venta en 13 países europeos, España entre ellos. «Entendemos Surface como un elemento más de la historia de Windows», dijo Klein, que indicó que el número de aplicaciones disponibles para usuarios de este sistema operativo se había cuadruplicado.

El empuje de los nuevos productos hizo que la división de Windows incrementara sus ingresos un 24 % con respecto al último trimestre del 2011, hasta los 5.880 millones de dólares. También mejoraron sus cifras los negocios de Server & Tools (Azure, Visual Studio), así como los servicios en red (Bing, MSN) con subidas de ingresos de un 9 y un 11 por ciento, respectivamente.

La segunda división más importante para Microsoft, su área de servicio para empresas con productos como Microsoft Office, registró un 10 % de descenso en ingresos, hasta los 5.690 millones de dólares, posiblemente afectada por la anticipación del próximo estreno oficial del Office 2013. Otra rama de negocio que no se comportó como hace un año fue la que engloba los juegos y la consola Xbox, que después de su éxito comercial parece haber agotado su ciclo de vida. No en vano circulan rumores sobre su renovación en 2013 o 2014.

Esa división de entretenimiento experimentó una bajada de ingresos de un 11 % en términos interanuales, hasta los 3.770 millones de dólares. Entre octubre y diciembre se vendieron 5,9 millones de consolas Xbox, un 28 % menos, y Microsoft informó de que el juego «Halo 4» superó ya las ventas de sus antecesores en esa saga. Xbox, según la empresa, continúa siendo la consola más vendida en EEUU.

A pesar de los datos de Windows, las cuentas de Microsoft fueron recibidas con frialdad por los mercados y tras anunciarse los resultados, pocos minutos después del cierre de Wall Street, las acciones de la tecnológica se dejaban un poco más de un 1,5 % en las negociaciones realizadas fuera de hora.

Más información Selección realizada automáticamente