«Ser un futbolista de calidad juega contra mí, porque se me exige más»

Juan Domínguez sostiene que el suyo no es un problema de actitud, sino de carecer de cualidades que el técnico valora más

a coruña / la voz, 11 de febrero de 2016. Actualizado a las 16:06 h. 16

Ampliar imagen

0
0
0
0

Lleva meses sin hablar públicamente por decisión del club. Y se encuentra bien en la sombra. Pero tampoco le asusta la grabadora. Responde sobrio y sin alterarse a cada pregunta. Asume que las cosas no le están saliendo bien y que las críticas le llueven. Pero lo acepta. Juan Domínguez (Pontedeume, enero de 1990) explica cómo se encuentra en el peor momento de su carrera futbolística, cuando pocos se acuerdan del que fue mejor mediocampista de Segunda hace solo dos temporadas y sí del futbolista que esta campaña no es capaz de encadenar dos encuentros seguidos en el campo.

-¿Cómo se encuentra?

-Dentro de lo que cabe bien, porque al final ya sabes lo que pasa en el fútbol, que hay momentos en los que uno no tiene mucho protagonismo. Podría estar mejor, porque el no jugar te hace estar peor anímicamente, pero eso no hace que pierda las ganas de seguir trabajando y entrenando

-¿Por qué se ha quedado sin protagonismo?

-Son decisiones del míster. Él cree que otros compañeros de mi posición tienen que jugar antes que yo y eso es algo totalmente respetable. Además, el equipo anda bien, lo cual complica más entrar en juego.

-¿Por qué piensa que elige a otros antes que a usted?

-Lo más importante es el estilo de juego. Para la forma de jugar que tiene el míster, prefiere a jugadores con unas características específicas. Y yo veo que encajan más las de otros compañeros que las mías. Entonces, trabajo y me entreno para mejorar esas características que a él le pueden gustar más.

-¿Cuáles son esas características? ¿sacrificio? ¿Virtudes defensivas?

-Pues de manera muy concreta no lo puedo decir porque es algo suyo. Intuyo que puede ir por ahí, que en ellos ve cosas que quizá yo no tengo tan desarrolladas. Por ejemplo, un tema más posicional en la táctica, desplazamiento de balón en largo... No sé, puede haber muchos matices a la hora de tomar la decisión . Yo entiendo que puede ir por ahí el tema, pero no sé concretar.

-¿No ha hablado con el entrenador para saber lo que quiere de usted?

-Sí. Hemos tenido conversaciones, pero se han quedado en eso. Te abre las puertas, dialoga contigo, no tiene problema, siempre con educación... Pero al final el discurso es el que tiene que ser: que siga trabajando, que entreno bien, que me esfuerzo, que siga así y que las oportunidades llegarán.

-Partiendo de la premisa de que calidad le sobra y que no se le ha podido olvidar... ¿Por qué no rinde en Primera?

-Tenga mucha o poca, la calidad la mantengo. No se esfumó ni nada. Pero a la hora de jugar influyen muchas cosas. Haciendo un balance general, el tema de que soy un jugador de calidad juega en mi contra, porque se me exige más. Se me piden unas cosas de puertas para afuera y unas exigencias que otros no las tienen. Entonces me obligan a estar a un nivel muy alto cada partido y a la mínima que no llego a ese nivel dejo de entrar en los equipos titulares. Después también hay otro tipo de cosas que influyen, por ejemplo, si yo estoy en el equipo y este tiene malos resultados, lo normal es hacer cambios y casi siempre entro yo en esos cambios. Y así es que por unas o por otras acabo no jugando.

-¿Verse señalado le ha podido ir minando poco a poco?

-Es que yo procuro mantenerme al margen. Me dedico a trabajar, intentar hacer lo que me pide el míster, trabajar cada día y ya está. El resto, como yo no lo puedo manejar, no me va a ayudar en nada estar pendiente de esto. Por eso casi no leo nada de prensa deportiva, ni tengo redes sociales.

-¿En algún momento, por ejemplo, tras la eliminación de la Copa, se ha sentido marcado?

-Es una de esas cosas sobre las que prefiero no hablar y sobre las que prefiero abstraerme, porque para nada me ayudan a la hora de trabajar.

«No me arrepiento de haber renovado. Volvería a hacerlo»

Tras una larga negociación, la temporada pasada renovó su contrato con el Dépor. Desde entonces, las cosas le han ido peor. Pero Juan Domínguez no se arrepiente, porque está donde siempre quiso. «No me arrepiento de haber renovado. Volvería a hacerlo porque el club me ha demostrado que quería que siguiera y el Dépor es mi club de siempre.

-Que Víctor vaya a seguir, ¿puede cambiar algo de cara a la próxima temporada?

-Cada momento es diferente y, a final de temporada, haré un balance general, qué opina el club, yo y hablaremos, pero ahora no

-Da la sensación de que está acomodado.

-Cada día intento trabajar a tope, mejorar. Pero cuando salen malos partidos o cuando te señalan o pasa algo, al final se buscan mil cosas dentro de ti. Nunca se mira para otros sitios o cosas que te rodean. Entonces, en esos momentos, se dice de todo. Pero no creo que me haya acomodado. No es un tema de actitud. Eso sí lo puedo asegurar.

-¿Por qué no se fue al Mallorca en el mercado invernal?

-Hubo contactos, pero teníamos claro que debía quedar aquí.

-¿Se mantiene la posibilidad al estar Fernando Vázquez?

-Pues no lo sé. A la hora de ir a un sitio el entrenador es vital. Tengo muy buen recuerdo de él, pero son cosas para valorar cuando acabe la temporada.

-Viendo su situación, ¿no era mejor irse, aunque solo fuera por oxigenarse un poco?

-Es que la situación era otra. Era el tercer mediocentro: Haris estaba buscando su salida y Borges no obtuvo el alta hasta finales de enero. Además, también estábamos en la Copa. Juntando todo, vimos que la mejor opción era quedarse y esperar a ver qué pasa cuando acabe la temporada.

-¿Acepta que puede dar más de sí y cree que lo hará de aquí a final de temporada?

-Dar más nivel es difícil jugando tan poco. Es cierto que podría estar mejor lo poco que jugué. Encontrarme algo más a gusto. Pero hago un análisis completo, soy el que más sabe y el más consciente de todos los factores que intervienen, me rodean, de muchas cosas que desde fuera no se ven, pero al final se juntan muchas cosas y todo influye en que no esté al nivel que podría dar.

-¿La recuperación de Borges le privará de algunas convocatorias?

-Eso con el míster nunca se sabe. Siempre nos mantiene en vilo.

Temas relacionados

Publicidad

Comentarios 7