Cinco chicos para todo

El Deportivo es el equipo con más jugadores que no se han perdido un partido esta temporada

a coruña / la voz, 19 de enero de 2016. Actualizado a las 12:53 h. 9

0
0
0
0

No fue por falta de aviso. Víctor Sánchez dejó claro en junio que él quería una plantilla corta, «de 20 o 21 jugadores». Al final se plantó en septiembre con 26 futbolistas en nómina (25 con ficha profesional más Cardoso) y el grupo se le ha hecho largo. Lo dicen los números y las ausencias. Pese a la abundancia de candidatos (no hay en Primera otro plantel tan amplio), el conjunto blanquiazul es el que cuenta con más indiscutibles en su once. Hasta cinco deportivistas han participado en los 20 encuentros disputados hasta la fecha. Tres (Lux, Navarro y Sidnei) han formado siempre en el once y los otros dos (Lucas y Fayçal Fajr) entraron en alguna ocasión desde el banquillo.

Muy por detrás figuran el Atlético, en el que Simeone no ha dado tregua a Oblack, Godín y Griezmann, y el Celta, donde Orellana, Aspas y Wass son indispensables para Berizzo. Hay hasta seis equipos en los que todos han descansado al menos durante un encuentro. En el Barça, el Sevilla, el Valencia, la Real, el Rayo y el Sporting nadie se ha salvado del descanso forzoso.

Suplentes con poco que decir

La confianza de Víctor en el núcleo duro de su plantilla se mezcla con la escasa fe que ha demostrado en los meritorios, dando como resultado el elenco en el que menos hombres han alcanzado los 900 minutos (la mitad de los que se han disputado) sobre el césped. Solo nueve llegan a esta cifra, tantos como en el Levante, donde Alcaraz primero y Rubí después tenían como coartada contra las rotaciones la escasez del plantel (22 futbolistas hasta la llegada de Mauricio Cuero).

Entre los jugadores de campo que no se han perdido ni un minuto hay, por supuesto, un representante blanquiazul. Sidnei figura en el cuarteto que completan Cristiano, Godín y Rosales (lateral diestro del Málaga).

La factura de la fatiga

La inquebrantable fe del míster en sus elegidos ha empezado a pasar factura sobre todo en puestos de gran exigencia física. Se ha notado especialmente en el caso de Lucas, a quien le toca fajarse en cada encuentro en la presión a la zaga rival y en la disputa por balones en largo, y de Mosquera, titular incluso en Copa. Mientras el 5 se desgastaba ante el Mirandés, Medunjanin se quedaba en la grada y Juan Domínguez repartía sus minutos con Bergantiños.

La lesión de Borges ha lastrado una medular para la que Víctor ha demostrado no confiar en el bosnio y el naronés, candidatos a salir en el mercado de invierno.

Publicidad

Comentarios 0