Lucas vive el lado oscuro de la racha del goleador

El Dépor expone su dependencia de los goles del coruñés, que sufre el mal de todo ariete en racha

La VozRedacción, 19 de enero de 2016. Actualizado a las 12:54 h. 6

Ampliar imagen

0
0
0
0

El Deportivo ha expuesto en las últimas semanas su kriptonita. Además de perder fiabilidad defensiva, encontrarse sin demasiadas ideas con la pelota en los pies y mostrar más blandura de la que enseñó en los meses anteriores, el equipo coruñés ha dejado claro que si Lucas Pérez no ve puerta, sufre lo indecible para sacar puntos. En lo que va de temporada, el Dépor sólo ha vencido un partido en el que el delantero coruñés no ha marcado. Fue en campo del Betis (1-2). 

Y siempre que Lucas ha visto puerta, el Dépor ha puntuado. No hay goles gratuitos para el 7 blanquiazul. Pero los goleadores tienen un lado oscuro en sus proverbiales rachas, y Lucas parece inmerso en él. El bache del Dépor en las últimas semanas coincide en el tiempo con el parón en ese estado de gracia que amparaba al delantero coruñés, el mismo que le empujó a marcar 12 jornadas seguidas y a convertirse en el máximo realizador español de la Liga. 

Cuatro partidos sin marcar Lucas y cuatro partidos sin ganar el Dépor. Un balance que podría ser bien distinto porque en cada una de las pasadas cuatro jornadas Lucas tuvo una ocasión de aquellas que antes eran gol cantado. Arrancó esa trayectoria paralela en Getafe. El Deportivo, parapetado en su campo durante muchos minutos en una noche de juego grisáceo, se encontró una contra al final del primer tiempo que ya celebraban los blanquiazules. Pase de Mosquera y carrera de Lucas tras un gran control. Pero el coruñés cruzó en exceso su tiro ante Guaita. Ahí pudieron estar dos puntos más que el 0-0.

Días más tarde, ante el Villarreal, sucedió algo parecido. El Villarreal se adelantaba en el marcador en un despiste defensivo pero el Dépor, en su mejor partido del último mes y medio, igualó tras el descanso con un pase de Lucas a Luis Alberto. Y poco después, Lucas le robaba la cartera a la defensa rival, regateaba con brillantez para quedarse solo ante el portero y ahí, donde no estaba fallando, perdía el gol por unos centímetros. Luego vendría el penalti no pitado a Arribas y el mazazo final de Bruno.

En el Bernabéu, Lucas estuvo a un palmo de alterar el destino del estreno de Zidane. Antes de los 5 goles del Madrid, con 0-0 en el marcador, Mosquera encontró a Lucas en el área del Madrid pero Keylor Navas taponó el disparo con la diestra del coruñés. Ahí se acabaron las opciones del Dépor en el Bernabéu. Y ante la Real Sociedad, Lucas peleó la jugada del gol de Luis Alberto, pero antes perdió un mano a mano ante Rulli tras un gran pase del gaditano, una situación que pudo valer los tres puntos para un Dépor que agradeció sobremano empatar en Anoeta ante el empuje local.

Publicidad

Comentarios 0