Lux se suma en la fiesta del Dépor

El acierto de Getafe pone de relieve la sobresaliente temporada del portero argentino

a coruña / la voz, 02 de enero de 2016. Actualizado a las 10:01 h. 7

Ampliar imagen

0
0
0
0

Hay Dépor más allá de Lucas. Tan veces ha marcado la diferencia, que a la afición le cuesta encontrar referentes más allá del goleador coruñés. Pero los hay. Ahí están el crecimiento de Arribas, la seguridad de Sidnei, el metrónomo de Mosquera o la fortaleza de Bergantiños. Y la sangre fría de Lux, quien en Getafe sostuvo las expectativas de su equipo y salvó un punto gracias a su espléndida actuación. En la mente se quedaron el salto felino al cabezazo de Vergini, así como aquella doble parada a los misiles de Sarabia y Damián. Sin adornos ni alharacas, sobrio y serio, el portero argentino nunca se había marchado del espléndido despliegue coral en que se está transformando la temporada deportivista. Es el único futbolista que junto a Sidnei ha disputado todos los minutos, aunque su acierto individual se había visto solapado por el brillo de sus compañeros.

Hasta ahora. Lux marcó la diferencia en Getafe, donde protagonizó la octava jornada consecutiva sin perder del Deportivo, y devolvió la luz a otras actuaciones llamativas y que también resultaron decisivas, como el paradón a Morales con 1-1 en la visita al Levante (el rival recibió el pase de la muerte y fusiló desde el punto de penalti, pero el meta, perfectamente situado, se sacó una mano a ras de césped sencillamente espectacular), o en el 0-2 final al Las Palmas, justo antes de que una contragolpe entre Fayçal y Lucas decidiese el duelo, mientras el equipo local achuchaba en busca del empate, Lux detuvo un remate franco desde dentro del área de Araújo. Pero, sin duda, el penalti parado a Nolito en el derbi se revela como el lance por el que más se le recordaba en este curso. «Parar el penalti ha sido una de las mayores alegrías de mi carrera como futbolista profesional. Me lo pueden creer», afirmó muy sonriente tras el encuentro. Justo cuando Pletikosa, refuerzo de invierno para la portería, completa sus primeros entrenamientos como deportivista, Lux, que negocia su propia renovación, responde con otro partido redondo y colmado de acierto bajo palos.

El argentino, de 33 años, afronta su quinta temporada con el escudo deportivista bordado en la camiseta, pero la primera que disputa en la máxima categoría con confianza y continuidad. Este afán por mostrarse en una liga europea del máximo nivel se revelaba como un anhelo del futbolista desde que había llegado al Mallorca en el 2007.

Lo está consiguiendo y, además, mientras protagoniza algunas de las mejores cifras de la categoría. Por ejemplo, es el único imbatido desde el punto de penalti junto a Keylor (a este le lanzaron dos y detuvo ambos) y el céltico Sergio (al que aún no han tirado ninguno). Al tiempo que llama la atención su porcentaje de acierto bajo palos (entre los que han jugado todos los minutos de Liga solo Oblak, Kameni y Areola le superan) en relación a los remates que recibe, el menor de la Liga y entre los diez más bajos del continente, por lo que se deduce que los pocos disparos recibidos son muy claros y, por tanto, más difíciles de detener. Este Dépor también tiene Lux.

Temas relacionados

Publicidad

Comentarios 0