Fórmula Escribá contra la racha de Lucas

La propuesta del Getafe se le atragantó al Dépor, que estuvo muy impreciso y apenas generó peligro

redacción / la voz, 31 de diciembre de 2015. Actualizado a las 12:43 h. 5

0
0
0
0

El Dépor tiró esta vez de un nuevo recurso para prorrogar su fenomenal campaña y mantener en dos el número de derrotas sufridas. A falta de Lucas y Mosquera, perfectamente anulados por la propuesta táctica de Escribá, el protagonismo recayó en Lux, que salvó un par de veces el punto necesario para seguir en los puestos que dan acceso a Europa.

Inferiores en la medular

Mosquera, bien anulado. El jugador que más balones tocó en el Deportivo fue Fernando Navarro, y eso pese a que el lateral zurdo apenas se prodigó en ataque. Ese es el síntoma más claro de las dificultades que tuvo el conjunto blanquiazul a la hora de mover la pelota, con un Mosquera menos participativo que de costumbre y bien sujeto por el doble pivote local.

Errores en el pase

Continuas imprecisiones. La menor participación del 5 en el juego de los visitantes se tradujo en las numerosas imprecisiones a la hora de mover la bola. Los errores fueron constantes y contagiosos. Ninguno de los dos equipos llegó al 75% de acierto en el pase (el Dépor se quedó en el 73%). Las marcas de los jugadores de Escribá obligaron a los coruñeses a constantes desplazamientos en largo hacia jugadores incapaces de imponerse por alto ni ganarle la espalda al rival.

Balones divididos

Dominio azulón. Juan Rodríguez y Lacen se llevaron casi todos los duelos aéreos en torno al círculo central, mientras Lucas, Fede y Luis Alberto se encontraron en inferioridad ante las torres azulonas. Lux (26) y Arribas (17) realizaron la mayoría de los desplazamientos en largo y fueron los dos jugadores con peor porcentaje de acierto en el bando visitante.

Lucas, asfixiado

Persecución constante al 7. Los futbolistas del Getafe habían avisado de la importancia de frenar al goleador de Monelos, y en ello se aplicaron los centrales azulones. Cala, como también había anunciado, lo hizo varias veces al límite del reglamento, sin distinguir entre el balón y el cuerpo del 7. Lucas no logró superar el registro de Bebeto. Bajó mucho a recibir el balón, pero el espacio que abrió a espaldas de la zaga local no fue aprovechado por sus compañeros, con los que esta vez le costó entenderse.

Mejor tras el descanso

El Getafe acusó el cansancio. Sarabia, el mejor jugador de los de casa, reconoció tras el encuentro que el Getafe había perdido fuelle en la segunda parte. El cansancio pudo con el hambre local y sobre todo con el empuje del madrileño, que disminuyó su actividad en una banda derecha hacia la que se escoró muy pronto el duelo.

Cambios tardíos

Víctor mantuvo su apuesta. Los de Escribá llevaron el peso del partido y crearon más ocasiones, pero Víctor prefirió exprimir el bajón local del segundo tramo manteniendo su propuesta inicial hasta los últimos minutos del duelo. Los jugadores más ofensivos en el banquillo eran dos futbolistas que salían de una lesión (Jonás y Riera) y uno con escaso rodaje (Cardoso). Las sustituciones se quedaron en dos y no alteraron el dibujo. Tampoco tuvieron apenas incidencia en un choque con poco fútbol y mucho premio.

Publicidad

Comentarios 1