Imagen:

El Deportivo cae ante el Betis y se hunde en la clasificación

En un partido loco, y tras una gran primera parte, el equipo coruñés cede otra derrota en Riazor y es penúltimo


El Deportivo de La Coruña sufrió su cuarta derrota en Riazor después de probar las injusticias del fútbol y también la magia que permite a un equipo soñar a pesar de sus defectos. Fue la mejor versión de la temporada el Dépor en el primer tiempo, que terminó perdiendo de manera inexplicable tras fallar sus ocasiones, y cuando lo veía todo perdido con 0-2 se encontró dos goles casi de la nada. En pleno sueño de la remontada, un cambio excesivamente optimista de Oltra y un golazo para la hemeroteca de Campbell le dieron el triunfo a un Betis con oficio, que no perdió la compostura en ninguna de las fases del partido y con un Rubén Castro que se vengó de Riazor.

Pocas veces el Dépor hizo más en un primer tiempo y menos para ir perdiendo. Recibió un castigo exagerado a su propuesta ante un Betis superado. El golpe del gol de Rubén Castro en el minuto 38 fue un golpe bajo para un equipo necesitado de puntos pero también de sentirse bien en su estilo, de reforzarse en una idea que por ahora le lleva por un camino de pobres resultados. El día en que quizás mejor plasmó lo que Oltra repite como el mantra del modelo se llevó un revolcón injusto protagonizado por el canario que nadie exprimió en A Coruña.

El Deportivo tardó en entrar en juego pero cuando lo hizo se adueñó de la pelota. Junto gente en el centro y dejó pasillo para los laterales y la movilidad de Riki y Valerón. Tocó con alegría y criterio en la mediapunta. Creó ocasiones para mandar en el marcador como lo hacía en el campo. Riki falló lo impensable tras una jugada de Bruno Gama por la derecha, pero no definió ante Adrián. Y Valerón encontró el larguero con un precioso disparo combado desde la frontal. Hasta Ayoze se animó apareciendo por el costado izquierdo en un disparo desviado.

El Betis, que había arrancado con pausa y posesión, se diluyó y vivió de los errores deportivistas. Abel Aguilar entregó de manera muy peligrosa hcia el centro del área y Beñat no conectó con Rubén Castro en el área. Una actitud contemplativa de la zaga coruñesa permitió a Molina disparar dentro del área con un gran Aranzubía como respuesta. Así hasta que en pleno dominio del Dépor, un centro sin aparente peligro desde la izquierda encontró la cabeza de Rubén Castro, con Roderick como espectador privilegiado e inoperante.

El gol fue un mazazo. Zozobró el Dépor incluso después del descanso, porque a los pocos minutos encajó el segundo gol. Nacho, el lateral bético, aprovechó la endeblez defensiva de Bruno Gama para aperecer en línea de fondo y Rubén Castro no perdonaba en el primer palo. Los caprichos del fútbol, sin embargo, metieron al Dépor en el partido. Después de completar una muy aseada primera parte, el equipo de Olta empató cuando todo parecía perdido gracias a un pelotazo y unos rebotes. Laure porfió una pelota en el costado derecho y puso un centro bombeado sin demasiado sentido que Riki cabeceó a gol. Llegó pronto el recorte en el marcador y dio aire al Dépor, que no tuvo tiempo de digerir el disgusto.

El gol tuvo el efecto anfetamínico en la grada y cuando Riki cazó el 2-2, se olía una remontada. Fue un córner de Pizzi al segundo palo, devuelto al punto de penalti por Abel Aguilar. Tras un rebote, Riki metió la puntera del pie derecho y batió a Adrián. El partido estaba en el alero del Dépor, volcado sobre el área del Betis, que no parecía reaccionar. Pero Mel apuntaló a su equipo con Vadillo y Rubén Pérez y poco a poco crecía el conjunto andaluz. Tuvo un chut cruzado Molina poco antes del shock: Campbell soltó un derechazo desde el pico del área a la escuadra, imparable para la estirada de Aranzubía.

El Dépor, muy partido después de que Oltra introdujese a Bodipo por Roderick, sufrió sobremanera con las contras de un Betis más asentado, que casi no pasó apuros después del 2-2. Apenas un chut de Pizzi muy individualista cuando tenía compañeros esperando el centro. El Betis perdonó a la contra la goleada con Rubén Castro y Campbell desatados. Los intentos postreros de Abel Aguilar y una falta de última hora lanzada por Pizzi no encontraron portería. El Dépor termina la jornada penúltimo y con el castigo mayor a su modelo cuando mejor lo hizo.

2-Deportivo de La Coruña: Aranzubia; Laure, Aythami, Roderick (Bodipo, min.72), Ayoze; Álex Bergantiños, Abel Aguilar; Bruno Gama, Valerón (Camuñas, min.81), Pizzi; y Riki.

3-Betis: Adrián; Chica, Dorado, Amaya, Nacho; Cañas, Beñat, Salva Sevilla (Vadillo, min.63); Rubén Castro, Campbell (Nosa, min.88); y Jorge Molina (Rubén Pérez, min.68).

Goles: 0-1, min.39: Rubén Castro. 0-2, min.54: Rubén Castro. 1-2, min.56: Riki. 2-2, min.61: Riki. 2-3, min.76: Campbell.

Árbitro: Del Cerro Grande, del colegio madrileño. Mostró amarilla a Ayoze (min.42), Aythami (min.44) y Abel Aguilar (min.78), por parte del Deportivo; y a Rubén Pérez (min.82), Adrián (min.92) y Dorado (min.94), por parte del Betis.

Votación
17 votos
Etiquetas
Real Betis José Luis Oltra Rubén Castro Riki Abel Aguilar Bruno Gama A Coruña ciudad Álex Bergantiños Aythami Artiles Rodolfo Bodipo Laure Camuñas Estadio de Riazor Juan Carlos Valerón Daniel Aranzubía Comarca da Coruña