¿Qué es una colección crucero?

No, no se trata de una línea especial de prendas para pasar unas vacaciones en el mar

$tituloImg.$pieImg

Redacción 16/06/2014 13:27 h

Es el eufemismo de preverano. Y ahora que el concepto está claro, procedemos a explicar en profundidad estas cinco palabras que tan bien suenan pero que pocos identifican, en realidad, con algo más que con propuestas de moda para pasar unas vacaciones en el mar. A la moda le gusta jugar con términos biensonantes y expresiones a las que, la mayoría de las veces, recurrimos sin tener ni puñetera idea de lo que significan. Cápsula, studio, dess code, LBD, outfits. Y nos quedamos como estábamos, sin haber entendido nada.

Ahora que junio se nos va de las manos, empieza a irrumpir en las publicaciones especializadas la expresión colección crucero. Que, por cierto, y por mucho que los poros presientan el verano, hace referencia al periodo estival del año que viene. La moda, siempre con ventaja. Estas series especiales, descolgadas de las líneas de otoño-invierno y primavera-verano, funcionan como un aperitivo. Las prendas que las integran suelen oscilar entre el estilo primaveral y el de los meses del calor más inclemente y se ponen a la venta cuando los diseños invernales aún no han desalojado las tiendas y los del verano hacen cola para tomar las estanterías.

Surgieron, como casi todo, como respuesta a una necesidad: las de los pudientes millonarios que cuando llegaban las nubes se iban de vacaciones en crucero a destinos tropicales. En este interludio entre el frío y el bochorno, se ubican las colecciones que toman el nombre del buque de guerra, hoy identificado con el turismo marítimo.

El aire marinero que predominaba en el origen de estas colecciones sigue manteniéndose actualmente, al igual que su espíritu. Es por esto, que las series de entretiempo -como las denominarían sabiamente nuestras abuelas- ofrecían y ofrecen trajes de baño, sombreros, sandalias, vestidos en lino o algodón y vaporosos diseños de noche para veladas de gala a bordo. Pero, en contra de lo que pueda parecer, no son un avance de lo que vendrá. Se trata de trabajos independientes, perfectos para lugares donde los inviernos no son demasiado duros y los veranos son templados.

El Corte Inglés es un buen ejemplo para tenerlo claro. En su colección crucero predominan los colores marinos, el blanco y el azul; las sandalias, las camisas blancas y las flores.

Votación
5 votos