Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

Diego Torres, el exsocio de Urdangarin: «La Casa Real conocía y supervisaba lo que hacíamos en Nóos»

Insiste en su inocencia y en la de Urdangarín y revela que la Casa Real estaba revisando lo que hacían

La Voz 11 de enero de 2016. Actualizado a las 17:23 h. 8

0
0
0
0

Ana Pastor tenía, en su vuelta al trabajo, un as bajo la manga: una de las entrevistas más esperadas y complicadas de conseguir, la del exsocio de Iñaki Urdangarin. Se emitió en La Sexta estratégicamente este domingo, a las puertas de una de las semanas clave del caso NóosDiego Torres se confesó ante la incisiva periodista, le aseguró que puede demostrar que «el abogado de Urdangarin intentó comprarle», que el letrado le pidió que asumiera «mayor cuota de responsabilidad» a cambio de dinero y que incluso le ofreció un puesto de trabajo. Convencido de que no irá a la cárcel, desveló que la Casa Real no solo estaba al tanto de todos sus negocios, sino que también los supervisaba.

Empezó Torres contándole a Ana Pastor cómo conoció a Urdangarín. No fue en en la universidad. Fue a través de un trabajo de asesoramiento a su empresa. Hace ocho años, dice, que no habla con él. 

Entre otros secretos, el exsocio de Urdangarín reveló durante la entrevista, rodada previamente en Barcelona, pero emitida este domingo, que Zarzuela conocía e incluso animaba al marido de la infanta a seguir con los negocios en el Instituto Nóos: «La Casa Real estaba informada, conocía y supervisaba todo lo que hacíamos». «Tengo 300 correos relacionados con la Casa Real, algunos del Rey», apuntó Torres. Cada 15 días, dijo, los servicios de seguridad del Estado hacían copias de sus ordenadores.

A las puertas del que probablemente sea uno de los juicios del año, Diego Torres ha sacudido algunos cimientos al apuntar directamente a la Casa Real. «Ellos estaban revisando lo que nosotros hacíamos, y nos guiaban. Hemos actuado siempre de buena fe», aseguró, defendiendo, sin embargo, que la familia del rey «ha actuado bien». Y, sobre todo, insistió en su inocencia, pero también en la de Urdangarín: «Él es tan inocente como yo de las cosas de las que nos acusan». «En ninguna de mis sociedades se han encontrado pruebas de nada», insistió.

«La Casa Real le pide a Urdangarín que deje los negocios, ¿es eso cierto?», le pregunta Pastor en un determinado momento de la entrevista. «No, no lo es, fue una decisión consensuada», mantiene Torres. 

«Tengo discos duros que deben tener otros 500.000 documentos que no he podido ni leer -confesó-. Puede haber algo más (...) Lo que no entiendo es por qué soy el único que aporta documentos». A lo que Pastor le respondió: «Señor Torres, sobre usted pesan nueve delitos...». 

«Sobre la situación fiscal, oiga en ninguna de mis empresas ni en Nóos han encontrado facturas de clases de salsa, ni de viajes ni de entradas a partidos de fútbol», indicó el imputado. «La única cosa que me inquieta es que todas las pruebas estén en el juicio, si están, no habrá ningún problema. Ni tampoco lo tendrán la infanta ni Urdangarín».

Emitida este domingo por la noche, la charla de Diego Torres, que ha permanecido en la sombra desde que saltó por los aires todo el caso Nóos, y Ana Pastor ha sido la primera entrevista en televisión que concede el exsocio de Urdangarín, una aparición que, según ha reconocido la propia periodista, les ha supuesto un gran trabajo: «Nos ha costado más de dos años convencerle». Sin embargo, y tras aguantar la presión mediática, el propio Torres reconoció a la presentadora de El Objetivo que su «único error es haber permanecido callado».

Publicidad

Comentarios 0