Las autonómicas devoran 950 millones

En plena oleada de recortes, Andalucía blinda su canal regional y aumenta su dotación

Valoración Con: 1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas   votos ¡Gracias! Envíando datos... Espere, por favor.
Artur Mas, en TV3 antes del debate electoral de los últimos comicios catalanes. gustau nacarino reuters

El actual modelo de las televisiones autonómicas en España seguirá consumiendo el presupuesto público en este año 2013. A pesar de la obligada reducción de gastos que se impondrá en la mayor parte de los entes públicos, más de 950 millones de las arcas de las comunidades autónomas irán destinados a sufragar unos canales de televisión que en gran parte de los casos siguen perdiendo audiencia y publicidad.

En un contexto de recortes generalizados en las televisiones regionales, Andalucía ha optado por aumentar la aportación pública para su televisión para compensar la reducción de los ingresos publicitarios. A finales del 2012, el Gobierno andaluz firmó un contrato-programa para la RTVA con el objetivo de blindar el carácter público de su radio y televisión autonómicas, garantizar una financiación estable (138 millones anuales entre el 2013 y el 2015) y el mantenimiento de sus 1.600 empleados.

También Canarias, que el pasado año contó con 32 millones de euros de presupuesto y se vio forzada a cerrar su segundo canal para recortar gastos, este año aumentará su partida hasta los 38 millones de euros dentro de un plan de viabilidad aprobado por su consejo de administración.

El caso más paradigmático de los recortes es el de la Televisión de Murcia, que este año dispondrá tan solo de 7,5 millones, un 71 % menos que en el 2012, una situación que la obligará a buscar la externalización de servicios que promueve la nueva Ley del Audiovisual.

ERES en las cadenas

Telemadrid, que acaba de hacer efectivo un ERE despidiendo al 70 % de su plantilla y se ha quedado con solo 300 empleados, dispondrá este año de 85,98 millones de euros. De ellos 70,98 millones proceden de la Comunidad de Madrid y 15 millones, de publicidad y otros ingresos comerciales.

Otra cadena en proceso de ERE, la Radio Televisión Valenciana, contará con 112,6 millones tanto para hacer su programación de este año como para llevar a cabo los ajustes imprescindibles para la supervivencia del canal, entre los cuales se contempla el despido de 1.198 personas.

La cadena con mayores medios será la de Cataluña, cuyo presupuesto total ascenderá a 378,5 millones, si bien la aportación pública será de 260 millones, mientras que los ingresos publicitarios se estiman en unos 84,7 millones. Esto supone una prórroga de lo registrado el pasado año a la espera de posibles cambios derivados de los acuerdos políticos tras los últimos resultados electorales.

La que también prorroga temporalmente su situación anterior es la ETB vasca, que tendrá un presupuesto de 135 millones de euros.