Tres adolescentes violan a una joven y lo retransmiten a través de Facebook

«Estamos viendo el lado oscuro de las redes sociales», dijo el policía que los detuvo


redacción / la voz

«Estamos viendo el lado oscuro de las redes sociales». El jefe de policía de Gulfport (estado de Mississippi), Leonard Papania, compareció consternado el pasado miércoles ante los medios de comunicación locales. Los agentes de su departamento habían detenido a tres jóvenes -Ezzie Johnson y Kadari Fabien Booker, dos chicos de 17 años, y Haleigh Alexis Hudson, una chica de 19- por dos presuntos delitos de secuestro y agresión sexual. Los tres, supuestamente, fueron los autores de un vídeo retransmitido en streaming en Facebook Live y que luego, después de ser compartido más de un millar de veces en menos de veinticuatro horas, alcanzó las 48.000 visualizaciones antes de que las autoridades acabaran retirándolo. El miércoles los tres habían ingresado en la cárcel y el juez Brandon Ladner, como informa el diario Sunherald, había impuesto fianzas de 400.000 dólares para la joven; 200.000 para Johnson y 500.000 para Booker. Fue el primer choque, porque la noticia ahora ha dado la vuelta al mundo. 

Pero, ¿cuál era el contenido del vídeo para que el jefe de policía hablara de él con tanto horror? Lo que se veía en la imagen era cómo los jóvenes abusaban de una chica de 23 años. Los quince minutos del metraje comenzaban, dice The New York Post, en un baño en el que se veía a la víctima tirada en el suelo, mientras un joven estaba de pie delante de ella. El muchacho, al parecer, le mostraba su pene al tiempo que le ordenaba que le hiciera una felación. De repente, añade el relato recogido por el diario norteamericano, una voz de mujer grita: «¡No saldrás de aquí hasta que no lo hagas!». Algunos de los que vieron la imagen aseguran que el contenido es «horrible» e, incluso, como dice la publicación estadounidense, podría tratarse de una disminuida a la que los jóvenes conocían.

Si esto fuera así, según explicó el jefe de policía Papania, el juez tendría que aplicar como agravante que los tres adolescentes habían abusado de una personal vulnerable.

Al parecer, los hechos son tan atroces que incluso Johnson, que grabó el vídeo y es menor de edad, será juzgado como un adulto.

Voz de alarma

La voz de alarma sobre lo ocurrido saltó la noche del martes, cuando la comisaría de Gulfport recibió una llamada avisando del suceso. Los agentes actuaron rápido, pero, como dijo Papania, las redes fueron mucho más veloces aún al propagar la imagen por la Red de forma inmediata.

La primera en entregarse tras el suceso fue Haleigh, que fue a la comisaria el miércoles por la tarde para confesar el hecho. Los agentes detuvieron luego a los otros dos chicos. Johnson únicamente grabó el vídeo, por lo que solo será juzgado únicamente por un delito de secuestro, aunque como si se tratase de un adulto. Los agentes no descartan que haya más chicos involucrados en el suceso.

Pero más allá de la atrocidad de los hechos, la polémica ha vuelto a centrarse en la red social Facebook. O más concretamente en el uso que se hace de ella, especialmente en la transmisión de acontecimientos en directo. De hecho, lo ocurrido en la pequeña localidad estadounidense no es nuevo, ni siquiera en este país. Este mismo año varios jóvenes participaron en Chicago en la violación de una chica de 15 años, que también retransmitieron en tiempo real en Facebook. También se difundieron crímenes por este mismo procedimiento.

Votación
10 votos
Comentarios