«Si alguien no quiere que se usen sus datos, que no esté en las redes sociales»

El autor de «La red oscura» participa en un debate de la USC sobre seguridad frente a privacidad en Internet

.

santiago / la voz 01/06/2017 07:40 h

Como miembro de la unidad tecnológica de la Policía Nacional y como técnico superior en informática, Eduardo Casas, natural de Zaragoza y autor del libro La red oscura, participará esta tarde en la Regueifa de Ciencia de la Universidade de Santiago, con dos ponentes a favor de la seguridad en Internet y otros dos en defensa de la privacidad en la Red. Casas Herrer se posicionará a favor de garantizar la seguridad por encima de todo.

-¿Por qué es más importante garantizar la seguridad de los usuarios que su privacidad?

-Nada es absoluto, la privacidad también es importante, pero tendemos a pensar que Internet es algo diferente a como es nuestra vida ordinaria, y no es así; si en la calle alguien nos para y nos dice que es nuestro banquero y que le demos la contraseña del cajero, no le creemos. Pues en Internet debemos hacer lo mismo, lo que pasa es que creemos que detrás de un teclado no nos pueden hacer daño, y no es verdad.

-Ni hacernos daño ni hacerlo... ¿Somos más atrevidos en la Red? ¿Perdemos la educación?

-Nos amparamos en el anonimato para insultar en las redes sociales, incluso para ataques organizados como el que sufrió Miguel Bosé tras la muerte de Bimba Bosé, con la publicación de auténticas barbaridades. Son expresiones que si tienes a la otra persona cara a cara no se las dices, porque puede darte una bofetada o puedes ser denunciado. Es una falta de empatía y de solidaridad, pero esas personas deben saber que el anonimato total no existe, que aunque te escondas bajo el nombre de Troll25, un día vas a cometer un error. Todo lo que haces en Internet deja huellas.

-¿No resulta contradictorio que quien publica todo de su vida en Facebook luego exija que no se utilicen sus datos?

-Facebook no es una oenegé, es una empresa que quiere ganar dinero y si por algo no nos cobran es porque el producto somos nosotros. Si alguien no quiere que se usen sus datos, que no esté en las redes sociales. Tampoco hay que interpretarlo mal, a ellos no les importa a dónde vamos ni si tenemos hijos o nos gusta la música, si quieren saber eso es para, a través de estadísticas, vendernos productos que nos puedan interesar.

-Usted está especializado en perseguir la pederastia. ¿Se resuelven más casos desde que cuentan con medios tecnológicos y personal especializado?

-Internet nos ha dado lo bueno y lo malo, y lo mismo que a ellos les facilita compartir contenidos, a nosotros nos permite descubrirlos. No es lo mismo haber sido violada que haber sido violada y que aparezca en Internet, hay víctimas que no lo superan y que incluso se han suicidado por eso. Pero también nos da unas herramientas para perseguirlos. La mayoría de los casos se dan en la familia y podrían sucederse en el tiempo y quedar impunes para siempre. Para nosotros es una satisfacción cada vez que salvamos a una víctima.

-Si saben que es posible seguir su rastro incluso en la Internet profunda, ¿por qué los pederastas publican los abusos?

-Somos gregarios por naturaleza, nos gusta estar en contacto con otros iguales e Internet lo permite. Esto no se hace por dinero, solo entre un 5 % y un 10?% de las páginas son para hacer negocio; las demás son para satisfacción de la libido.

Votación
3 votos
Comentarios