Destripando el iPad

Se acaba de presentar y se ha convertido en el centro de muchas conversaciones. Hasta su nombre ha sido polémico


05/02/2010 11:33 h

Han pasado solo ocho días desde su presentación y el iPad ha levantado una auténtica riada de comentarios. Los ha habido de todo tipo: buenos, malos y regulares. Y, aunque sobre todo han sido muy buenos y muy malos, los más críticos han sido mayoría. El nuevo cacharro de Apple levanta pasiones y eso que hay muchos que aún no saben ni para qué sirve. Hasta su nombre ha provocado que Internet se inunde de chistes. Y es que para los angloparlantes, la palabra elegida resulta, como mínimo, peculiar porque pad, en inglés, es como se llaman las compresas femeninas.

Pero, al margen de nombres, previsiones de ventas ?que ya las hay, tanto optimistas como pesimistas? y análisis detallados de cómo van a transcurrir las semanas hasta que en marzo salga a la venta, lo más interesante es saber para qué sirve el iPad y si eso que hace lo hace bien o mal.

Qué es: Quizá sería más correcto empezar por lo que no es. No es un ordenador, aunque tiene algunas de sus funciones. Tampoco es un teléfono, aunque también tiene algunas de las funciones del iPhone. Y tampoco es exactamente un iPod touch, aunque algunos críticos lo han definido exactamente como un iPod touch gigante. La definición que está más cerca de lo que es el iPad es la de lector electrónico. Solo que el nuevo cacharro revoluciona por completo el mundo de los lectores para libros electrónicos porque aporta un montón de servicios más.

Cómo es: El aspecto del iPad, como el de todos los dispositivos de Apple, es muy importante. Y en esto no ha recibido ni una sola crítica. La reacción unánime ha sido un: «¡Oh! Es precioso».

Mide 24,2 centímetros por 18,9. Su grosor no llega al centímetro y medio (1,34, exactamente). El peso de sus dos versiones es de 680 y 730 gramos. La carcasa es de aluminio y la pantalla táctil ocupa prácticamente toda una cara. Tiene un único botón en la misma cara de la pantalla para poder volver al menú de inicio. Y el resto del manejo se realiza tocando la pantalla. Su resolución es de 1024 x 768. Además, tiene otros cuatro botones en los lados: para apagar el dispositivo, eliminar el sonido y subir y bajar el volumen.

Conexión: Uno de los modelos tiene solo wifi y el otro tiene wifi y 3G. Y aquí es importante lo que no tiene. Su conexión es exclusivamente inalámbrica. No tiene puertos USB ni HDMI, por lo que no se puede conectar con cámaras de fotos o de vídeo para descargar imágenes.

Batería: Apple asegura que la batería dura más de diez horas incluso si se utiliza para ver vídeos.

Qué tiene: El sistema operativo es una adaptación del iPhone que, a su vez, es una adaptación del OS X de los Mac. Eso hace que el interfaz sea similar al del iPhone. Solo puede mostrar una aplicación a la vez y no tiene ventanas. Una de las críticas más importantes ha sido que no puede realizar varias funciones al tiempo. Posee un teclado virtual de tamaño similar a uno real. Y también existe la posibilidad de incorporarle un teclado externo. El navegador que utiliza es Safari. Y una de las críticas que ya se le ha hecho al iPad es que el Safari no incorpora el flash, por lo que una buena parte de los vídeos que hay en Internet, que están hechos con esa tecnología, no pueden verse en este aparato. Aunque algunos de los expertos que lo han analizado aseguran que esto es una buena noticia, porque la tecnología Flash está obsoleta y pronto desaparecerá.

El correo electrónico se ve de forma similar a como se ve en el iPhone. Con menú desplegable y vista previa de cualquier mensaje. Y en cuanto a los vídeos, el iPad incorpora la tecnología para reproducirlos en alta definición. No tiene cámara de fotos ni webcam, lo que también ha sido criticado. Algunos expertos han dicho que estos dispositivos se incorporarán en próximos modelos.

Aplicaciones: Este es un capítulo importante, el que va a decidir que el iPad se convierta en la vanguardia de un nuevo paso en el sector del entretenimiento o que se quede como un objeto precioso solo para unos pocos. Todas las aplicaciones, y hay unas 140.000, del iPhone podrán descargarse en el iPad sin que necesiten ninguna modificación.

Teléfono. El iPad no funciona como teléfono móvil aunque sí permite hablar por teléfono a través de Internet.

Libros electrónicos. Apple abrirá una tienda de libros electrónicos para poder surtir a los iPad, como ya hizo en su momento con iTunes. La tienda se llamará iBook. Y también, como ya ocurrió con las discográficas e iTunes, no obligará a las editoriales a limitar los precios, tal y como ha hecho, por ejemplo, Amazon, para su lector electrónico, Kindle.

Periódicos y revistas. Según los expertos, este parece ser uno de los grandes nichos de mercado para el iPad. Y si funcionara bien, la solución para los problemas por los que atraviesan los medios de comunicación escritos.

Procesador de textos. El iPad también puede utilizarse como ordenador. Para ello, Apple ha diseñado un nuevo procesador de textos y una nueva hoja de cálculo.

A quién va dirigido: La mayoría de los comentarios de los expertos que han analizado el iPad coinciden en que es perfecto para los mayores de 50 años. Una generación que sí gasta mucho dinero en tecnología ?pero para los que el iPhone tiene problemas por su tamaño reducido?, que cuenta con muchos lectores de libros, periódicos y revistas, y que no exigen que la portabilidad sea máxima. Y también para los más pequeños, porque el iPad es un magnífico soporte para entretenerse con los videojuegos, aunque nadie se atreve a vaticinar que pueda sustituir en realidad a las consolas.

Votación
18 votos