20 años de concienciación medioambiental

Miembros del comité científico de Voz Natura hacen balance del programa tras celebrar su vigésimo aniversario

.

La Voz / Redacción 19/06/2017 10:18 h

Voz Natura se va de vacaciones después de un año muy especial, en el que ha celebrado su vigésimo aniversario. En estos dos decenios, el programa medioambiental de La Voz que «nació para que los escolares gallegos tomarán conciencia de los problemas medioambientales de su entorno mediante el contacto con la realidad y la actuación directa», señala Ramón Núñez, presidente del comité científico de Voz Natura, no ha parado de crecer.

Esta iniciativa, que contó con 109 colegios en el curso 1997-98, batirá un año más su récord de participación en la próxima edición, con 350 proyectos. Este continuo crecimiento se debe, según Núñez, a dos factores: «Uno global, el respeto al medio ambiente, ya forma parte de la conciencia colectiva de la sociedad; y uno más específico, el apoyo que se les da a los profesores y el buen trabajo de las personas que conforman el programa», explica.

La evolución

En estos 20 años, el ámbito de actuación también ha evolucionado, «los primeros proyectos eran casi todos monográficos, pero pronto llegaron propuestas multidisciplinares, lo que provocó un cambio muy significativo: trabajar fuera del centro». «Otra novedad fue el efecto arrastre: casi inmediatamente los familiares, autoridades, asociaciones y proteccionistas independientes se unieron a Voz Natura», apunta José Antonio Díaz, miembro del comité científico y portavoz hasta su jubilación en el 2014. Además, «ha habido un incremento de creatividad y un mayor número de proyectos vinculados con la tecnología. Las exposiciones, que al principio eran más tipo manualidades, ahora son grandes creaciones estéticas, pero con la tecnología como ingrediente para mejorar, lo que demuestra que esta no es incompatible con la ecología, sino que la primera debe estar al servicio de la segunda», puntualiza Núñez.

Aunque las inscripciones para la 21.ª edición ya están cerradas, ambos animan a los centros a apuntarse a la número 22 cuando se abra el plazo, porque «la información y la educación son los pilares básicos para el desarrollo de la concienciación medioambiental», asegura Díaz, y no son necesarios grandes proyectos, «solo es necesario salir y mirar alrededor y seguro que hay algo cerca del centro que está demandando atención» añade Núñez.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios