La caída el 60 % en la adopción internacional dispara la maternidad subrogada

Los niños que llegan a España nacidos por maternidad subrogada o «vientre de alquiler» superan los mil al año


Madrid

El descenso de la adopción internacional de hasta un 60 por ciento en los últimos tres años, por el endurecimiento de las leyes en países como Rusia, ha desplazado a las familias hacia la gestación subrogada, que contemplan como alternativa más rápida y fácil para ser padres.

Según la presidenta de la Asociación Española de Abogados de Familia (Aeafa), María Dolores Lozano, los niños que llegan a España nacidos por maternidad subrogada o «vientre de alquiler» superan los mil al año, una cifra que está registrando un aumento en los últimos años coincidiendo con el descenso de la adopción internacional.

La caída de las adopciones internacionales se debe principalmente a las exigencias «más selectivas» sobre las características de los padres que desean adoptar, como en el caso de Rusia, que no permite que lo hagan parejas homosexuales e incluso «han cerrado el grifo» a los solteros, señala la jurista.

«Si yo sola adopto un niño en un país en el que está prohibida la homosexualidad y luego resulta que convivo en pareja con una persona de mi mismo sexo, en teoría ese país podría revocar la adopción», ha explicado, por lo que esta y otras trabas son las que están frenado la intención de las familias de iniciar esos procesos.

También está influyendo «la incertidumbre de países que están en conflictos bélicos», con los que hasta ahora se realizaban esas adopciones, o «con continuos cambios» en la política familiar.

Respecto a las adopciones nacionales, la abogada ha recordado que «sigue habiendo demasiados» niños, de más de 6 años, «que se pasan la vida, hasta que cumplen los 18 años», viviendo en centros tutelados.

«Uno de los motivos por los que los nacionales iban a adopción internacional era porque en adopción internacional te aseguraban un niño menor de dos años, mientras que en la nacional no», y las familias se lo piensan más a la hora de adoptar a un menor de 7 u 8 o incluso a un adolescente.

Estas son algunas de las razones por las que las parejas se estén decantando por ser padres a través de los «vientres de alquiler».

«Es mucho más seguro para las parejas acudir al tema de la maternidad subrogada; es más fácil, más sencillo y muchísimo más rápido».

Sin embargo, la jurista destaca que como en España está prohibida esta técnica, se plantean multitud de problemas entre los padres que traen a sus hijos, nacidos en un país donde legalmente está permitida, pero que quieren inscribir en nuestro país, que es donde van a vivir.

«Esos niños no pueden quedar en el limbo: tienen que ser inscritos, tienen derecho a un pasaporte y a cualquier otro derecho al igual que uno que ha nacido en España por una gestación normalizada o in vitro», indica.

Por ello, la abogada ha insistido en la necesidad de legislar «de forma urgente» sobre este tema, para lograr una «solución uniforme» a esta situación, pues «las cosas que se regulan, si se regulan bien, evitan conflictos futuros».

«La sociedad va por un lado y la ley va por otro; tenemos que ser capaces de engranar adecuadamente lo que está ocurriendo con las leyes» y ha recordado que incluso hay sentencias discrepantes en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos sobre el derecho de un niño a ser inscrito en países donde está prohibida esta práctica.

La Asociación Española de Abogados de Familia ha celebrado su XXIV Congreso, que clausuró ayer en Madrid, en el que se ha abordado la necesidad de establecer una jurisdicción independiente de familia para «garantizar la igualdad» en la asistencia jurídica que reciben los ciudadanos.

Por ejemplo, si una persona presenta un litigio de familia en Ibiza o Ceuta, su asunto será tramitado por un juzgado de primera instancia, mientras que si lo hace en lugares donde hay juzgados de familia lo resolverán especialistas jurídicos en esta materia.

Votación
3 votos
Etiquetas
Adopciones Rusia
Comentarios