La ley gallega de custodia compartida coge impulso tras el apoyo de Feijoo

La entidad que promueve la ILP confía en lograr el acuerdo de todos los grupos

.Años de reivindicaciones llegarán a su término con la futura ley gallega de custodia compartida.
Años de reivindicaciones llegarán a su término con la futura ley gallega de custodia compartida.

Santiago / La Voz

La Asociación Galega de Pais e Nais Separados ha recogido casi diez mil firmas para que el Parlamento debata una iniciativa legislativa popular (ILP) para aprobar una ley gallega de custodia compartida. Y el apoyo claro del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, a este tipo de custodia, da impulso a esta futura norma que se sumaría a las que ya tienen Cataluña, País Vasco, Aragón y Navarra, y que acaba de ser tumbada en Valencia por el Tribunal Constitucional.

Si todos los trámites se van cumpliendo «e hai celeridade e ganas por parte dos deputados», indica el presidente de la asociación, Lois Toirán, la Cámara gallega podría aprobar esta legislación en un año. No obstante, el colectivo que respalda esta ILP confía en un acuerdo mayoritario de todos los grupos y no solo del PP, «porque iso vai a ser sinónimo de que a lei vai funcionar», apunta Toirán.

Ayer, precisamente, la entidad se reunió con el grupo parlamentario de los populares gallegos. Fue un encuentro en el que recibieron un apoyo con el que ya contaban. «A impresión foi moi positiva e están coa intención de sacar adiante a lei, pero sería un erro que fose dun só partido político», señalan desde la asociación. Desde que se anunció la presentación de esta ILP los promotores se reunieron ya con En Marea y el PSdeG además de con el PPdeG, y todos los grupos se mostraron partidarios de debatir y hacer las modificaciones necesarias para que esta legislación salga adelante, y también desde el BNG habían apoyado previamente el debate. «Sabemos que non todo vai ser un camiño doado, e sabemos que hai reticencias desde algúns sectores, pero cando menos contamos con esta axuda». Además de la recogida de firmas -la entidad quiere presentar el mayor número posible, muchas más de las 2.500 necesarias-, y de las reuniones con los partidos, la Asociación Galega de Pais e Nais Separados está promoviendo mociones o recogidas de apoyos de los alcaldes en los concellos gallegos.

Sobre las declaraciones de Feijoo, quien será padre en febrero y aseguró que se enfadaría si no le dejaran ver a su hijo, Toirán relativizó estas palabras, ya que les gustaría que «non todo dependera de experiencias particulares, senón que fora unha resposta a unha necesidade social, e non dos adultos, senón dos fillos e as fillas, porque é un dereito deles, dos nenos».

En Galicia, en el año 2015 el 15,6 % de las rupturas con hijos acabaron en custodia compartida, un porcentaje muy inferior a las comunidades que tienen normas propias autonómicas, como Cataluña, con un 40 %, o Aragón, con un 34 %. Pese a ser partidario de una ley estatal, un tema que de hecho estará presente en el congreso nacional del PP de febrero, la asociación defiende leyes específicas en la comunidad, ya que hay peculiaridades que debe abordar Galicia.

Un debate que todos los partidos quieren abrir, pero sin postura oficial

Otro asunto que Feijoo se mostró partidario e debatir es la maternidad subrogada, que todos los grupos gallegos coinciden en querer abrir, pero sin tener una postura única y oficial. El PPdeG admite que se está estudiando y se respeta el pensamiento de cada persona; el grupo de En Marea sostiene que no se puede tomar a la ligera una decisión, por lo que habría que abrir un análisis en la sociedad; el PSdeG apunta también a este debate abierto; mientras que el BNG insta a estudiar antes todas las posibilidades y lo que significa ética y económicamente esta maternidad.

Votación
7 votos
Comentarios