Un informático de la UDC crea una aplicación para agilizar la homologación de las reformas de vehículos

Esteban Abanqueiro Agrelo ha conseguido que se centralicen todos los procedimientos y es uno de los cinco finalistas del mejor Traballo de Fin de Grao Aplicado de la Facultad de Informática de A Coruña


redacción / la voz

El equipamiento de los coches viene de serie. Pero puede cambiarse, por gusto o por necesidad. Y muchos lo hacen. Un tubo de escape distinto, la carrocería, las llantas, la suspensión, las defensas, faldones o incluso el motor. Sin embargo, cualquier modificación de las piezas de un automóvil constituye un proyecto de reforma que debe ser homologado por una empresa de ingeniería especializada en este ámbito, lo que requiere a sus empleados una compleja tramitación. Es un trabajo que puede agilizarse gracias a una herramienta desarrollada por el alumno de la Facultad de Informática de la Universidade da Coruña Esteban Abanqueiro Agrelo, que ha creado una aplicación que centraliza todos los procedimientos.

«Ahorramos a los empleados tiempo en la gestión del procesamiento de la homologación y en la tramitación de los documentos, por lo que el cliente también acaba beneficiándose, ya que tiene que esperar menos tiempo por su reforma», explica Abanqueiro, cuyo diseño es uno de los cinco finalistas del mejor Traballo de Fin de Grao Aplicado de la Facultad de Informática de A Coruña. La iniciativa está patrocinada por Everis, Grupo Voz, INDRA, ITG y Telecom y cuenta con la colaboración del CITIC y FUAC.

Esteban Abanqueiro realizó el proyecto en el último curso de carrera y ahora trabaja en la empresa Indra. «A la semana siguiente de acabar el grado ya empecé a trabajar», explica. Su aplicación permite al usuario introducir los datos de la homologación que el cliente desea realizar en el vehículo y genera un presupuesto de forma automática. Una vez aceptado el presupuesto por parte del cliente, el sistema decide si la homologación necesita o no la realización de un proyecto y, en caso positivo, lo genera a la mayor brevedad posible junto con la documentación necesaria y las tarifas.

La herramienta se desarrolló para la empresa de ingeniería Inaga, una referencia en el sector con base en Vigo. De hecho, fue la propia compañía la que planteó el desafío a los alumnos de informática. Y Abanqueiro Agrelo no se lo pensó. Ya tenía su proyecto de fin de carrera, un trabajo que se ha materializado en una aplicación práctica, dado que Inega ha incorporado el sistema a su rutina de trabajo. Pero el desarrollo tiene un campo más amplio. «Podría adaptarse, de forma sencilla, para cualquier empresa que se dedique a la homologación de reformas de vehículos», explica el joven informático, quien también cree que podría aplicarse a firmas de otros sectores industriales. Ahora, en el tiempo que le queda de su empleo en Indra, trabaja para perfeccionar la aplicación.

Votación
10 votos
Comentarios