La comisión universitaria gallega tiene ya la prueba que sustituirá al selectivo

El documento es un borrador y debe negociarse con Educación y las universidades

.

Santiago / La Voz 30/03/2016 05:00 h

La situación política estatal tiene consecuencias en aspectos tan concretos como si el 2016 será o no el último año de la selectividad. En teoría lo es, ya que la Lomce implanta en el 2017 la famosa reválida de bachillerato con la que desaparecen las pruebas de acceso a la universidad. Pero la promesa de derogar la Lomce de todos los grupos de la oposición mantiene en un impás a todos los miembros de la comunidad universitaria y de las enseñanzas medias.

La Comisión Interuniversitaria de Galicia (CIUG), que se encarga de elaborar las pruebas en Galicia, ha hecho sus deberes por si acaso, y tiene bastante avanzado el borrador de la prueba que sustituiría a la selectividad. Cuando se anunció el fin del selectivo y la posibilidad de que cada universidad hiciese exámenes propios, el sistema gallego siempre se mostró partidario de que en la comunidad hubiese un ejercicio único y conjunto, para evitar problemas a los alumnos.

Esta es la filosofía del borrador, que prefieren no adelantar desde la CIUG al tratarse de un documento a debatir aún con la Xunta y las universidades, que deben dar el visto bueno. Sí se ha simplificado el procedimiento en relación a la actual selectividad; solo será para aquellos alumnos que quieran acceder a carreras con más demanda que oferta; únicamente de las asignaturas específicas relacionadas con el grado que se quiere estudiar; y única para todo el conjunto del sistema universitario gallego como el selectivo.

Pedro Armas, vicepresidente de este órgano interuniversitario, apunta que de lo que se trata es de que esta nueva prueba que se haría tras la reválida «no genere ninguna complicación ni situaciones traumáticas ni para las universidades, ni para las enseñanzas medias, ni para los estudiantes».

La Consellería de Educación ha convocado a los delegados de la CIUG de las tres universidades el próximo 8 de abril y en breve los vicerrectores de Estudiantes mantendrán también un encuentro. No obstante, todo depende de lo que ocurra con la Lomce, ya que si la ley orgánica da marcha atrás esta no será la última selectividad y la prueba no entrará en vigor. «Pero el trabajo está hecho -apunta Armas-, el objetivo es que no nos pille el toro». La Xunta asegura que no hay ninguna novedad y que está a la espera de que el Ministerio de Educación desarrolle aún la reválida de segundo de bachillerato, y después se abordará esta posible prueba.

Si la Lomce continúa, el 14 de septiembre se hará en Galicia la última selectividad

Empezó a mediados de los setenta y los que la conocen dicen que es el método menos malo que hay. No obstante las pruebas de acceso a la universidad han variado desde su puesta en marcha. Primero porque cambiaron las materias de las que deben examinarse los estudiantes, y segundo porque mientras hace unos años suponía el 50 % de la nota de acceso a la universidad -el otro 50 % era la nota del bachillerato-, ahora su peso ha bajado al 40 %. Quizás el cambio más llamativo fue el del 2010, cuando la selectividad se estructuró en dos partes, una general que en Galicia contiene cinco exámenes y otra específica y voluntaria, con la que los estudiantes pueden subir nota.

La CIUG tiene ya el calendario del por ahora último año de la selectividad, que en la comunidad gallega se celebrará en la convocatoria de junio entre los días 8 y 10 y en la de septiembre entre los días 14 y 16. En torno al 90 % de los alumnos en junio y algo menos del 60 % en septiembre suelen aprobarla.

Primer intento de frenar la ley

El Congreso dará la próxima semana su primer paso para frenar la ley que implanta la reválida, la Lomce, con la admisión a trámite de una proposición de ley del PSOE, que previsiblemente contará con el respaldo de todos los grupos parlamentarios, salvo el del PP. Casi todos los programas electorales a excepción del popular llevaban, de hecho, la derogación de esta legislación. Desde julio del 2013 existe un compromiso parlamentario de paralizar la ley en cuanto cambiase la mayoría en la Cámara baja. Este pacto fue sellado por todas las formaciones políticas que entonces se encontraban en la oposición parlamentaria, salvo UPyD, Foro de Asturias y UPN.

Ya en marzo se presentó una iniciativa en el mismo sentido en el Senado, pero fue rechazada ya que en esta Cámara el PP tiene la mayoría absoluta.

La Xunta dice que la reválida de sexto sigue adelante y se realizará con total normalidad

El curso pasado se estrenó la primera reválida de la Lomce en tercero de primaria y este curso lo hará la de sexto, al terminar esta etapa. El conselleiro de Educación, Román Rodríguez, insistió ayer en que se trata de una evaluación de diagnóstico sin ninguna consecuencia académica «e que non vai a supoñer ningún tipo de ránking nos centros educativos». De hecho, defendió que esta prueba sirve para poner en marcha medidas correctoras a través de los contratos programa en aquellos casos en los que se detectan debilidades. Rodríguez transmitió un mensaje de tranquilidad a los colegios y aseguró que en breve se transmitirán instrucciones sobre cómo va a desarrollarse esta prueba en el mes de mayo. Sobre la posibilidad de paralizarla como otras comunidades autónomas, fue claro al decir que «o marco legal pode mudar, pero Galicia sempre vai a ser respectuosa cos marcos legais e non se poden saltar».

Investigadores

El conselleiro de Educación también se refirió a las críticas de cuarenta investigadores gallegos que se sienten excluidos y amortizados por parte de la Xunta, al no poder participar en las convocatorias del plan I2C. Román Rodríguez aseguró que el colectivo tuvo ocho años de contratos de formación que se incrementaron con una prórroga de un año, y ahora son los científicos del I2C -posterior al Incite- los que tienen estos contratos «de formación, e finitos temporalmente». «Non son contratos de estabilización, que competen ás universidades. Todas as peticións de estabilización de investigadores propostas polas universidades e que cumprían os requisitos tiveron apoio financeiro da Xunta», añadió. Rodríguez insistió en que sería injusto que participasen en los contratos de formación.

Votación
9 votos
Comentarios