Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
0
0
0
0
Publicidad

El Materno de A Coruña incorpora perros para tratar a niños autistas

Los animales adiestrados interactuarán en las salas de espera de Atención Temprana

redacción / A coruña, 25 de febrero de 2016. Actualizado a las 05:00 h. 12

0
0
0
0

Se llaman Fusco, Marrón y Venus. No hablan, pero dan calor, su lomo atrae las caricias y tienen la capacidad de despertar conexiones. Ese es precisamente el objetivo del proyecto que, por primera vez en Galicia, no solo permite la entrada de los perros en un hospital, sino que los convierte en parte del proceso para tratar a los niños con autismo. Será en el Materno de A Coruña, el hospital Teresa Herrera, donde ayer se presentaron de la mano de la Fundación María José Jove y la Fundación Profesor Novoa Santos el can de palleiro más televisivo de Galicia (es el del anuncio de Gadis), el labrador retriever y el perro de agua adiestrados en el Centro Montegatto para actuar en las salas de espera mientras los pequeños no entran a recibir sus tratamientos de rehabilitación infantil.

«Queremos estudiar si el niño se acerca al perro, si coge la mano a su padre para que lo lleve junto a él; el perro da calor, a veces los pequeños se acercan por ello, y dan sensación de apoyo, por eso se acuestan a su lado. Además, tenemos tres perros de pelo muy diferente, y hay niños con dificultades táctiles que buscarán tocarlos...», explicó Adriana Ávila, responsable de la Unidad de Investigación de Terapia Ocupacional de la Universidade da Coruña y coordinadora de un proyecto «científico» que pretende recoger datos cuantitativos y cualitativos, mediante test y pruebas, de la experiencia sobre las habilidades que desarrollan a lo largo de un año los pacientes, no solo en su trato con los perros, sino con otros niños y con los profesionales.

«Los perros son co-terapeutas, no van a sustituir las terapias de rehabilitación y vamos a centrarnos en principio en niños de entre 2 y 6 años con trastornos del espectro autista, porque cada año la demanda de atención es mayor», indicó el doctor Miguel Alonso Bidegain, jefe de la unidad de Atención Temprana del centro coruñés. Más adelante, la intención es incorporar también a los afectados por parálisis cerebral y otros trastornos. Dos veces a la semana, los animales compartirán espacio con los 25 pacientes que inicialmente accederán a este programa y los especialistas podrán comprobar si su presencia «influye en las relaciones sociales, comunicativas y afectivas de los niños», añadió el doctor.

Tito Villazala, director del Centro Canino Montegatto y técnico de terapia asistida con animales, subrayó que «los perros ponen algo en nuestra vida que quizás no podamos ver, pero sí sentir» y señaló que los tres «facilitadores terapéuticos» fueron adiestrados durante 24 meses para «manejarse en situaciones agresivas, como aglomeraciones, ruidos de sirenas, olores de hospital, o niños que tocan o saltan», explicó.

No es la primera experiencia de terapia con animales auspiciada por la Fundación Jove, que ya ha desarrollado un proyecto con personas con daño cerebral, pero sí es la primera en la que los perros entrarán en un hospital en Galicia y la segunda en España, ya que solo existe otra experiencia en el Sant Joao de Deu de Barcelona. Felipa Jove subrayó el convencimiento de la entidad que preside de que «el perro genera emociones en el niño y hace menos traumático cualquier proceso médico», de ahí una apuesta que tendrá continuidad.

Publicidad

Comentarios 0